Opinión

Primer informe: ¿pa’delante o pa’trás?

10 febrero 2014 4:34 Última actualización 04 septiembre 2013 5:2

Luis Pazos
 
 
El Primer Informe del presidente Enrique Peña Nieto es alentador por los cambios que promete impulsar, pero preocupante por los resultados que arroja la economía en lo que va de su gobierno.
 
 
La inflación en la primera quincena de agosto fue la más alta que las primeras quincenas de agosto a partir del 2009 a la fecha. Si comparamos la creación de nuevos empleos registrados en el IMSS en los primeros 7 meses del 2012, aprox. 500,000, con los creados en ese mismo lapso en el 2013, aprox. 300,000, cayeron en un 40%. Mientras en EUA el crecimiento anualizado en el 2º trimestre del 2013 fue de 2.5%, mayor al estimado (1.7%), en México el estimado por el gobierno bajó del 3.9 a 1.8%; Bancomer lo estima en 1.3% y Banamex, 1.2%.
 
 
Hay quienes le apuestan a que México caiga en recesión y le vaya mal a Peña Nieto para obtener mayor fuerza electoral. Algunos de ellos protestan en las calles para frenar cambios y mantener la actual legislación energética y fiscal, que les permita a sus líderes seguir manejando millones sin pagar impuestos ni dar cuentas a nadie.
 
 
Nosotros queremos que le vaya bien a EPN para que le vaya bien a México, aunque está cosechando la mezquindad del PRI al negarse a apoyar reformas, que de haberse aprobado en la década pasada la economía estuviera creciendo a más del 5% en 2013. Ojalá el PAN y el PRD no tomen la misma posición con las reformas que el PRI cuando era oposición y más allá de intereses partidarios y electorales, las apoyen.
 
 
Si las reformas no abren claramente a Pemex a la inversión privada, como en Brasil, Colombia y como lo permite la Constitución Venezolana, no tendrá las respuestas esperadas y de nada servirá tanto esfuerzo para aprobarlas. La reforma fiscal debe generalizar impuestos, sin excepciones, bajar tasas y transparentar su destino en los tres niveles de gobierno, en los tres poderes y castigar a funcionarios federales, gobernadores y alcaldes que desvíen recursos fiscales.
 
 
Si las reformas que apruebe el Legislativo incentivan la entrada de más inversiones directas, habrá más crecimiento y empleos; si por dejar contentos a todos las mediatizan, no servirán, y en lo que resta del sexenio tendremos bajos crecimientos, se incrementará el desempleo y los que le apuestan al fracaso de Enrique Peña Nieto estarán contentos.
 
Twitter: @luispazos1
 
 
Mail: lpazos@prodigy.net.mx
 
 
Profesor de Economía Política.