Opinión

¿PRI, igual a dólar en 17 pesos y crecimiento mediocre?

1
 

 

dólar

Quién lo habría dicho. La mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto y del nuevo PRI es marcada por el dólar más caro de la historia y por un crecimiento económico que se afianza en la mediocridad. Crecemos, sí, pero a tasas decrecientes (por lo menos así lo reportó ayer el Inegi, y Hacienda ajustó su rango a la baja). Encima, nuestro petróleo vale una bicoca.

La realidad es cruel: todo aquel medianamente enterado de los eventos macroeconómicos relevantes que actualmente suceden en el mundo (la próxima subida de las tasas de la Fed; la caída en el precio de los commodities; la desaceleración china; las expansiones monetarias europea y japonesa), no tiene duda de que la problemática mexicana no tiene nada que ver con el PRI, con Luis Videgaray o con las decisiones que tome el presidente Peña Nieto. ¡Vaya!, el dólar caro y el crecimiento magro están en directa función de la globalización, de nuestra integración con Estados Unidos y de la economía mundial. Nada más. Pero nada menos.

El problema de éste y otros gobiernos ha sido que no han logrado transmitir al mexicano promedio que la globalización es un fenómeno que diariamente determina buena parte de nuestra realidad económica a nivel micro. Una vez un empresario me dijo que su sastre no comprendía por qué hace 15 años empezó a caer su negocio permanentemente. Este sastre no sabe que hay miles de empresas del otro lado del mundo que día con día le comen el negocio. Y como no comprende este fenómeno global, culpa al gobierno de su desastre.

¡Qué diferente sería la realidad mexicana si desde que nos integramos al TLCAN toda la estrategia de comprensión de nuestra nueva realidad hubiese incluido fuertes dosis de responsabilidad global! Pero nadie se ocupó de ello, y tan grave es el desconocimiento de la integración global, que los empresarios medianos por un lado gustan de productos globales (su iPhone, su compu Lenovo, su auto Mercedes), pero por otro suplican protección y acción de gobierno para reactivar su industria. Paradojas.

El PRI no es igual a dólar caro y a crecimiento mediocre. Pero aunque se diga mil veces esto, la gente no lo creerá, y la oposición lo aprovechará. Recuérdese el año 2009, cuando el Producto se desplomaba alrededor de 6.0 por ciento; cuando el comercio mundial se contrajo dramáticamente más de 30 por ciento; cuando la gripe AH1N1 paralizó miles de comercios. Felipe Calderón hablaba de reactivar los motores internos de la economía. Nadie le creyó, al grado de que el rebote positivo del PIB en los años siguientes no fue suficiente para mantener a su partido en la presidencia.

Y vino entonces la promesa, la propuesta, la idea de sí crecer económicamente 5.0 por ciento con el PRI…Y aquí estamos.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Traer droga de Sudamérica y la iniciativa de Mariana
En puerta, encontronazo en el PAN por Paquete Económico 2016
¿Cuál es la prioridad del presidente en agosto de 2015?