Opinión

Presionan empresarios por inseguridad

   
1
  

  

Miguel Márquez

Guanajuato vive una creciente ola de inseguridad porque falló el Programa Escudo, que costó cerca tres mil millones de pesos. El gobernador Miguel Márquez ni siquiera ha cambiado al procurador ni al secretario de Seguridad Pública, además de que los grupos delincuenciales de Michoacán se vinieron a esta entidad.

Esta es la situación que se vive en una de las entidades más ricas del país, explica el consejero nacional del PRD, Miguel Alonso Raya.

Y es que en Guanajuato, en lo que va del año, los delitos pasaron de ocho mil 244 en enero de este año, a ocho mil 360 en julio, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Mientras que al inicio de este sexenio, en enero de 2013, sólo hubo seis mil 396 delitos.

De enero a julio de 2013 hubo 982 homicidios, mientras que en el mismo lapso de este año van mil 478.

Alonso Raya explica que la inversión para el Programa Escudo, que dotaría al estado de arcos para detectar armas, cámaras y preparación y equipamiento para policías, no funcionó, con lo cual fue imposible dar respuesta al efecto cucaracha, en el que los delincuentes de los cárteles de Michoacán se pasaron a Guanajuato.

El excoordinador de los diputados perredistas asegura que las cámaras que se vendieron nunca funcionaron y que ese fue un negocio del expriista Wintilo Vega y el exintegrante del PSD, Jorge Carlos Díaz Cuervo.

Esta situación de inseguridad ha provocado una presión muy fuerte de parte de los empresarios mexicanos y extranjeros, ya que es una de los zonas industriales más importantes de México, donde ha crecido mucho la industria automotriz con Ford, Mazda, General Motors, Toyota y Honda, comenta Alonso Raya.

En 2015 Guanajuato tuvo el segundo mejor desempeño del país, con una expansión de 6.5 por ciento de acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE); el dinamismo de esta economía figura como el más importante en los últimos nueve años.

Sin embargo, todo puede cambiar si no hay una respuesta gubernamental, ya que a la entidad han llegado los cárteles Jalisco Nueva Generación, Los Zetas, Los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana, con lo cual han habido balaceras hasta en las plazas comerciales.

OPACOS, MÁS DE 150 MMDP
En lo que va de la presente administración las ampliaciones del Presupuesto han promediado cerca de 21 mil millones de pesos, mientras que las reasignaciones han alcanzado 150 mil millones de pesos, que se canalizan sin criterios técnicos, más bien a conveniencia de legisladores y autoridades.

Ante esta situación, el secretario de la Comisión de Presupuesto, Vidal Llerenas, presentó una iniciativa para que se establezcan criterios para entregar estos recursos a estados y municipios, y esto permita una mayor transparencia y equidad.

Explica que se han distribuido de manera arbitraria en proyectos que no redundan en beneficios colectivos.

Vidal Llerena subraya que frente al problema de la asignación y repartición discrecional de fondos públicos derivados de la negociación y reasignación del PEF entre grupos parlamentarios, la iniciativa propone que el Fondo de Aportaciones para el Desarrollo y Mejoramiento de Infraestructura Básica y Servicios Públicos para Municipios y Demarcaciones Territoriales de la Ciudad de México se alimente de las ampliaciones y reasignaciones presupuestales.

Para asegurar que no se queda al arbitrio y discreción de actores políticos y fines particulares.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Quitan 54% de recursos a Cancerología
Más de 30 mdp y empeoró transparencia
AMLO privilegió al automovilista