Opinión

Preocupa trato fiscal de tiempos compartidos

03 octubre 2013 5:2

 
El boom en los tiempos compartidos podría tener un freno a partir de 2014.
 
 
No es nada nuevo decir que la Reforma Hacendaria ha puesto en jaque a varios negocios, y en la industria turística el sector de tiempos compartidos puede sufrir.
 
 
Por lo pronto le comento que, de aprobarse el dictamen enviado por el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso, la industria de tiempos compartidos o de semanas prepagadas de hotel como se conoce en otras latitudes tendrá que tributar desde la firma de los contratos y no de forma gradual, como lo hacen en otros países.
 
 
Solo como referencia basta decir que después de Estados Unidos nuestro país es el que más ventas genera en tiempos compartidos, hablamos de un negocios que alcanza los 3 mil 300 millones de dólares contra los 6 mil millones de dólares del vecino del norte.
 
 
El tema preocupa ya que de entrada se encarecerían los espacios tanto para turistas nacionales como extranjeros, a decir de Juan Ignacio Rodríguez, vicepresidente de Desarrollo de Negocios para América Latina de RCI.
 
 
Rodríguez ha cerrado filas con Amdetur y el CNET para exponer dicha problemática a la Secretaría de Hacienda de Luis Videgaray Caso ahora que se llevan a cabo mesas con el sector privado para ver cómo se puede adecuar la iniciativa fiscal en cuestión.
 
 
Sólo el año pasado se vendieron 169 mil semanas de tiempos compartidos en México y si bien en este año las expectativas son positivas y podrían alcanzarse más de 185 mil semanas, el freno sería inmediato.
 
 
Por lo pronto el tema será expuesto en la reunión regional de RCI que se llevará a cabo a finales de este mes en Colombia, ya que como le digo México es líder en ese nicho de la industria turística.
 
 
Dicho foro permite a RCI y sus asociados afinar sus planes de negocio para 2014 y donde seguramente, de prosperar el cambio tributario para los tiempos compartidos, la inversión destinada a México tendrá algún ajuste, pese a que nuestro país goza de enormes atractivos turísticos.
 
 
La ruta del dinero
 
 
En más de lo mismo, le comento que el nuevo impuesto a la turbosina que plantea la Reforma Hacendaria también ha generado gran preocupación entre los operadores turísticos. Este incremento en impuestos, están seguros, aumentará los precios de los boletos y en muchas regiones del país generará la perdida de conectividad, con su evidente efecto para toda la cadena turística. La CNET, que comanda Pablo Azcárraga, y la AMAV, de Jorge Hernández,  al parecer son las más preocupadas, y más al trascender que el Aeropuerto Internacional de la Cuidad de México, que dirige Alfonso Sarabia, planea subir los TUAS de la terminal, con lo que sumado al impuesto de la turbosina sería el acabose para el sector para los próximos años…
 
 
Luego de las malas noticias de las últimas semanas, ahora una buena en el sector turístico. Resulta que el Instituto Nacional de Migración (INM), a través del Sistema Integral de Operación Migratoria (SIOM), informó que sigue creciendo el arribo de visitantes internacionales vía aérea. Hablamos que en el período enero-agosto se registró un incremento del 8.5 por ciento. De acuerdo con cifras oficiales, llegaron a nuestro país 8 millones 110 mil 583 turistas extranjeros, en comparación con los 7 millones 471 mil 982 alcanzados durante el mismo lapso de 2012. Tan sólo en el mes de agosto el alza porcentual fue de dos dígitos en los visitantes internacionales, se trata de 12.1 por ciento arriba de los 781 mil visitantes que arribaron en el mismo mes del año pasado…
 
 
La firma de certificación NYCE que, dirige Carlos Pérez, inaugura hoy sus nuevas oficinas en Guadalajara, Jalisco, un estado que tiene inversiones de firmas de la talla de Hewlett Packard, Lenovo, Sanmina, Intel Corporation, Siemens, Honda y Continental, entre otras.
 
 
rogeliovarela@hotmail.com