Opinión

Premio, foto y… 'ahí te ves'

 
1
 

 

Premio Nacional del Emprendedor. (Cuartoscuro)

Sin duda el ecosistema emprendedor mexicano es hoy más robusto, más profundo, más diverso. De aquellos primeros galardones Pyme que se entregaban al término de la Semana Nacional del Emprendedor, a la fecha, mucho ha cambiado el panorama. No se puede negar.

Antes se festinaban a Pymes de sabores, y eventualmente se tenía especial atención a empresas con algún avance tecnológico. No existían startups ni operaba alrededor de las “empresas de alto impacto” una suerte de círculos dispuestos a invertir en los proyectos o impulsarlos con algún recurso en lo económico además de la aportación del conocimiento que siempre se agradece y que en la mayor parte de los casos es el activo más importante para una empresa pequeña con miras a la consolidación.

Hace algunos días el presidente de México encabezó la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales del Emprendedor a 11 particulares o instituciones correspondientes a ocho categorías a las cuales aplicaron cuatro mil 262 postulantes. Todos guapos, con familiares, equipo de trabajo y cuates llegaron los premiados a la sede para que se les aplaudiera fuerte y fueran testigos de la entrega del premio, de los abrazos que se reparten y de la foto con el presidente de México.

Y luego, 'ahí te ves'.

No es un defecto del Premio Nacional del Emprendedor. Es una limitación que tiene que superarse. Como se pudo hacer que la política pública pro Pymes y emprendedores transitara de las empresas tradicionales a las de alto impacto en línea con lo que sucede en el ecosistema de emprendimiento mundial, se puede transitar hacia un modelo de 'premiación' que inicie con la entrega del diploma, la foto con el mandatario, los apapachos en la espalda y luego se dedique a lo mejor del premio: a vincular a la empresa para consolidarle.

Explico: hace un año se premió al Dr. Manuel Soriano de la empresa Gastronomía Molecular por sus avances científicos y su aplicación a productos de alcance popular. Desde hace un año a la fecha el doctor en ciencias (UNAM) ha desarrollado cuatro productos más que tienen que ver con pacientes con exposición a radiaciones en tratamientos de cáncer, enfermos artríticos, una crema depiladora derivada de una proteína del amaranto y un producto para quemar grasa y bajar de tallas.

¿Sabe cuántas veces personas del gobierno federal le han hablado al Dr. Soriano luego del Premio Nacional del Emprendedor? Una. Para invitarlo a la entrega de los Premios Nacionales del Emprendedor 2015.

¿Y sabe usted que puede hacerse? Sigamos con Manuel Soriano.

Hablar con el sector salud para que vincularan a la empresa con los institutos de salud del gobierno; que se boletinaran sus productos para el caso de que sistemas de salud estatales estuvieran interesados en ellos; propiciar que el IMSS, ISSSTE, DIF valoraran ofrecerlos a pacientes; vincularlo con posibles compradores extranjeros; conectarlo con capitales interesados en invertir en proyectos de salud, entre varias acciones más.

Es un honor recibir el premio de manos del primer mandatario y un honor sacarse la foto con él y con otros premiados pero… la política pública tiene que comprometerse a hacer más, a proyectar a lo mejor del emprendimiento para que el Premio Nacional le haya hecho la diferencia entre vivir con el 'Jesús en la boca', o poder construir un complejo empresarial que genere trabajo, valor agregado y pueda ser el referente de que ese nivel de éxito lo obtienen sólo las empresas que reciben el Premio Nacional del Emprendedor.

Y no parece muy difícil hacerlo. Han hecho cosas más complicadas en esta administración como para que no le den mayor utilidad al Premio Nacional.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
El segundo choque frontal entre locomotoras
Debo no niego, pago no quiero
México, rico sin seguridad alimentaria