Opinión

Posadas, feliz, con estrategia y sin Fibra

Pregunté a José Carlos Azcárraga, de Grupo Posadas, si en su escenario futuro aparece la estructuración de una Fibra para aglutinar los hoteles que son de su propiedad. Dijo que no, porque está concentrado en cuerpo y alma en operar hoteles, muchos de los cuales son de terceros, y que eso le está funcionando. Dijo que así seguirá.

José Carlos Azcárraga tiene una estrategia. Sabe decir que sí a unas cosas y que no a otras. A veces algo tan simple como eso no es tan común en el empresariado mexicano, que en ocasiones tira como escopeta a donde aparezca la oportunidad de la semana o de la temporada. Azcárraga no. Hace pocos años, por ejemplo, la empresa le dijo que no a América Latina, y se salió de Brasil y Argentina para concentrarse en México. Ayer confesó que no descarta una incursión internacional, pero por lo pronto su foco está en México. El potencial aquí, dice, es enorme. Ni con lo que se está desarrollando en este momento se superará el 10 por ciento de equivalencia que mantenemos con la gigantesca capacidad instalada que hay en Estados Unidos.

José Carlos presentó esta semana al gobernador Ángel Aguirre las características de su próximo FiestAmericana Grand para la zona de Acapulco Diamante. Será un hotel icónico, que tendrá la posibilidad de devolver a Acapulco a un fragmento del mercado que ya no está acudiendo a ese destino. En él habrá restaurantes de postín y un SPA con atributos similares al del hotel que tiene en Cancún, que es uno de los mejores del mundo. Yo ya estuve alguna vez en ése, y sí que es incre, desde los chorritos de agua de diferentes presiones y temperaturas que te bañan, hasta la bóveda celeste emulada que te cubre con su manto en los cuartos vaporosos. Una delicia.

Posadas sabe lo que quiere: dominar en México. Su EBITDA proyectado para este año es de 927 millones de pesos, y los 43 hoteles que están en desarrollo abarcan todo tipo de destino, con acento ahora también en ciudades coloniales, donde Azcárraga visualiza un promisorio futuro. Estos 43 hoteles serán de toda la gama que ofrece, que incluye también a las marcas Live Aqua, Fiesta Inn y Gamma. Este último es un concepto que ofrece homologación de sistemas a hoteles de terceros que no cuentan con un buen proceso de reservaciones o que necesitan instrumentar un programa de lealtad.

Esta es la industria feliz. Los datos del turismo internacional dan cuenta de ello. Y si uno habla con Starwood, felices; con Marriott, felices; con Intercontinental Hotels Group, felices; los españoles, felices. Y así… Camino Real, solidificándose; Hoteles City, creciendo. Claudia, feliz. Cuánta alegría. Alegría que se desborda y tiene puntales, como el de José Carlos Azcárraga.