Opinión

Porqué fracasa la reforma laboral

Una de las causas de la lenta creación de empresas formales en México y el que la mayoría de los mexicanos se encuentran laborando en el sector informal es el exceso de reglamentaciones y cargas para crear un empleo formal. El objetivo de la reforma laboral era reducir esas cargas y hacer más flexible la contratación de trabajadores.

A casi dos años de vigencia de la Reforma la mayoría de los empresarios no utilizan sus ventajas y se quejan de sus desventajas, que encarecen la creación de empleos. La reforma amplió los criterios y los montos para multar a los empresarios que en un 95% son micro, pequeños y medianos. Hay multas que antes de la reforma eran de 15,000 pesos, ahora rebasan los 300 mil, 20 veces más: La aplicación de esas multas quedan al criterio de los inspectores y la mayoría de los empresarios chicos y medianos no tienen ni idea de qué hacer para cumplir satisfactoriamente con una serie de obligaciones, varias de las cuales no aplican en sus empresas por el giro o el tamaño.

Les piden una iluminación adecuada, que se verifica con un aparato que tienen peritos que cobran 15,000 o más pesos por darle un comprobante al empresario donde diga que la iluminación es suficiente. El no demostrar la existencia de una comisión de capacitación, que es más virtual que real, pero debe estar asentada en documentación, implica fuertes multas.

Hay empresas de 10 o 20 trabajadores que después de una inspección les imponen multas que suman cientos de miles de pesos. Me comentó un industrial del Estado de Morelos que llegaron a su fábrica inspectores de la Secretaría del Trabajo y por tener pelusa una parte de la maquinaria le levantaron una multa. Otra porque los extinguidores estaban unos centímetros más abajo de lo indicado. Una más debido a que en los estudios médicos faltaba el examen de oídos. Previamente se le habían acercado personas que se ofrecían a realizarle todos los estudios para evitar multas, pero como no les dio la chamba, llegaron los inspectores que le demostraron que les salía más caro no contratar a quien pusiera en orden su empresa con la Secretaria del Trabajo. Las multas ya suman en esa empresa más de un millón de pesos.

Elevar multas y buscar cualquier razón para aplicarlas, incrementa los precios, las oportunidades de extorción y reduce la creación de empleos y salarios.