Opinión

Porqué el bajo crecimiento

El crecimiento de la economía mexicana de 1.1 por ciento en 2013 y el primer trimestre de 2014, no tiene sus causas en factores externos, sino en políticas internas, por lo que es importante identificarlas si queremos crecer más.

Las causas del escaso crecimiento de México son:

1.- Baja en la actividad económica en 2013 por el cambio de gobierno federal, como ha sucedido en la mayoría de cambios de las últimas décadas.

2.- Los menores ingresos fiscales esperados, debido a la reducción de las exportaciones petroleras en 2013.

3.- La suspensión de pagos a proveedores y baja de gastos en varios estados, por gastar de más en 2012 debido a motivos políticos electorales y desviaciones de recursos por funcionarios y gobernadores que gozan de impunidad y que cooperaron a la campaña presidencial.

4.- Una reforma fiscal que con tal de aumentar el crecimiento del gasto público, redujo los recursos para invertir y gastar en un gran número de empresas, profesionales, trabajadores y consumidores de clase media.

La política equivocada del actual gobierno fue que en lugar de crear las condiciones para reactivar la economía con base en expectativas, normalización del gasto, de la inversión, austeridad en el gasto público e instrumentar una reforma fiscal que redujera tasas de impuestos sobre la renta y generalizara el IVA a 5.0 por ciento, se fueron por más ingresos y gasto público a corto plazo para reactivar la economía, poner en marcha nuevos programas y tapar los huecos de Pemex y del saqueo por gobiernos estatales.

La política de mayor gasto público, basada en más impuestos al sector productivo, derivará en que el crecimiento en 2014 apenas rebase 2.0 por ciento y en 2015 no sea mayor a 3.0 por ciento, si no cambian de políticas.

Para detonar más inversiones se debe modificar la reforma fiscal y aprobar leyes secundarias en materia energética que confirmen claramente la apertura constitucional en ese sector. Pero hasta ahora no vemos ningún proyecto de leyes secundarias que, dada la competencia internacional por la inversión petrolera, logre que en México vengan suficientes inversionistas al sector energético que impulsen el crecimiento.

El autor es Profesor de Economía Política.

Twitter: @luispazos1

Mail: lpazos@prodigy.net.mx