Opinión

¿Por qué sí se aprobará la reforma energética?

14 agosto 2013 5:28

 
 
La reforma energética enviada al Senado por el presidente Enrique Peña va a ser aprobada por las dos Cámaras del Congreso en el próximo periodo ordinario de sesiones.
 
Permítame explicarle cuáles son las razones por las que afirmo lo anterior.
 
 
1. Se diseñó un esquema en el que los priistas pueden avanzar en la apertura del sector petrolero sin 'mala conciencia', pues la invocación a Lázaro Cárdenas como inspiración de la reforma energética, asegura que no haya cuestionamiento respecto a la continuidad de la tradición política que ha reivindicado el PRI.
 
 
2. Al proponerse una redacción constitucional en materia de hidrocarburos prácticamente equiparable a la vigente, sólo con el agregado de la palabra 'contratos', (como la tenía en el tiempo de Lázaro Cárdenas) se dejó la definición del contenido sustancial de la reforma a la ley secundaria, lo que dará oportunidad a las diversas fuerzas políticas de asentar sus planteamientos y sentirse tomados en cuenta. Hubiera sido muy diferente si, como en el caso de las telecomunicaciones, la reforma constitucional llega a los detalles.
 
 
3. Aunque el PAN criticará públicamente lo limitado de la propuesta del Ejecutivo, sabe que no puede votar en contra de ella, pues sería inconsistente con sus planteamientos históricos. Incluso, no es descartable que el PAN pueda introducir detalles en la legislación secundaria que lo reivindiquen con su electorado.
 
 
4. El PRD, de manera oficial, va a estar en contra de la propuesta. Sin embargo, algunos dirigentes de este partido van a pronunciarse a favor. Le puedo adelantar que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, va a llamar a los legisladores del PRD a votar a favor de la propuesta. Otros, aunque no lo hagan, mantendrán una oposición discreta.
 
 
5. Existía el temor de que una reforma que se ganara en el Congreso pudiera perderse en las calles. Hay múltiples indicios de que no será así. En una reunión realizada después de conocerse la propuesta, el propio Cuauhtémoc Cárdenas se mostró muy poco inclinado a respaldar una movilización callejera en contra de la reforma. Él, al igual que otros dirigentes de izquierda, está mucho más inclinado a garantizar una legislación secundaria, que a su juicio, proteja el interés nacional, más que a lanzarse a una movilización que va a abonar a favor de López Obrador.
 
 
6. La capacidad de movilización de AMLO se encuentra muy mermada debido a que se le han cerrado diversas fuentes de financiamiento, así como a la distancia que ha tomado de las maquinarias políticas de la izquierda. Con todo y su carisma, es diferente organizar el 8 de septiembre una concentración de la izquierda que hacer un mitin del PT, Convergencia y Morena, que tendrá mucho menos impacto.
 
 
7. Los últimos días de la negociación propiciaron un cambio en la comunicación de la reforma, que pone el acento en el concepto de 'utilidad compartida' en lugar de 'producción compartida'. El primero implica simplemente una fórmula de remuneración en un contrato. El segundo define la propiedad del producto en especie que se obtiene (como crudo o gas). Se está haciendo todo un esfuerzo para demostrar a los inversionistas, que al final de cuentas, en términos económicos el efecto es el mismo, pero en términos políticos, una expresión u otra puede marcar la diferencia entre una reforma alcanzable y otra que no lo es.
 
 
8. Al PAN se le otorgó el tema de la apertura en electricidad, que no se había considerado inicialmente, lo que podrá al final ser reivindicado como un logro del blanquiazul.
 
 
9. Finalmente, quien debe ser protagonista del cambio, la inversión privada, ha planteado una serie de inquietudes que podrán resolverse al abordarse la legislación secundaria, lo que deja un espacio de varios meses para hacer más aceptable la regla a los inversionistas locales y foráneos.
 
 
Twitter: @E_Q_