Opinión

¿Por qué no tenemos
un Google?



Cuando hace unos 10 años recibí una llamada de Cemex con la que me avisaron que tenían un nuevo horno que fabricaba cemento quemando llantas en lugar de gas, me sorprendí. Mucho.

Pensé que Luis Farías, quien le ha ahorrado a esa empresa millones en los recibos de la luz y el gas, era un genio. Así lo creo aún.

Luego vino lo del concreto transparente que inventó la compañía y reafirmé mi idea de Cemex como una empresa innovadora. Pero la semana pasada leí las cuentas de Google…

En México, en Mercado Libre están disponibles por poco más de 20 mil pesos. Los lentes Google Glass.

Son caros y será hasta dentro de unos cinco años cuando usted se sienta desesperado por comprarse unos. Así como pasó con el celular. Mejor perder las llaves que el teléfono.

¿De dónde salieron esos lentes? Vea su reloj. De los 287 dólares por segundo (¿pues qué te crees alma de mis consuelos? ¡claro que por segundo!) que invirtieron en investigación y desarrollo durante el segundo trimestre del año. ¿Quiénes? Los socios de Larry Page, quien no tiene problema en salir a la calle emulando a un personaje de The Three Stooges.

En el segundo trimestre del año, Google invirtió más de 2 mil 200 millones de dólares sólo en ver qué nuevas cosas puede vender al mundo.

¿Quiere saber qué se siente? A partir de hoy invierta 40 por ciento de su salario en un curso, una maestría o en su negocio.

¡Mi amor! ¡Cancela la cena de esta noche y las vacaciones en Miami! Durante los próximos dos años esta casa invertirá 40 por ciento de sus ingresos ¡en investigación y desarrollo! ¿Cómo sonaría esto como anuncio familiar un domingo frente a los cuñados?

Los accionistas de Google tenían la opción de quedarse con ese dinero y sumarlo a las utilidades netas de tres mil 422 millones de dólares de la compañía en el segundo trimestre. No lo hicieron.

Facebook, de Mark Zuckerberg, camina la misma senda. Hasta el primer trimestre de este año invirtió 455 millones de dólares en investigación y desarrollo. La utilidad neta la dejó en 642 millones de dólares.

El viernes me enteré de que Cemex, a cargo de Fernando González Olivieri no detalla cuánto invierte en investigación y desarrollo. Me quedé con la duda. ¿Y América Móvil, y Femsa, y Televisa?... ¿y usted?

¡Máscara contra viviendera!

Rudo, rudísimo el pleito que podría venirse en torno al concurso mercantil de GEO.

Abogados preparan una pregunta que sonará como bomba: ¿por qué la viviendera contó los votos de sus empresas filiales para aprobar su concurso mercantil?

“Lo mismo hizo Vitro, de Adrián Sada, y tan limpiecita que quedó”. Pues sí, señor, pero por eso cambiaron la Ley de Concursos Mercantiles. ¿Cuándo? Pues durante lo que llamaron reforma financiera. ¡Lucharáaan!

1
EVIDENTE: Territorio de Pedigree

En el Parque México. Mars impuso la presencia de su marca de alimentos para perros justo en la zona en la que su mercado pasea con sus dueños. La compañía también encontró en las ciudades de Monterrey y Querétaro importantes centros de producción de su diversificada mercancía para todo Norteamérica.

Parteaguas