Opinión

¿Por qué no nos explican?

 
1
 

 

Gasolina. (Cuartoscuro)

Los aumentos a la gasolina y a la energía eléctrica nunca encuentran el buen momento para ser anunciados, eso lo saben los políticos. ¿Lo sabrán los tecnócratas? Como sea, ¿se percataron de la irritación social que avivarían y, en lo económico, cuáles serían las consecuencias inmediatas y posteriores? Parece ser que no. Deben tener sus razones que siempre encuentran acomodo en el universo exógeno; nadie nos dice cómo es posible que se den cuantiosas pérdidas cuando Pemex es el monopolio de exploración, producción, refinación y ventas. Tampoco sabemos cómo se tomó la decisión de utilizar plataformas que al ser indebidamente utilizadas, ahora se tienen que pagar como multa e indemnización a una empresa yanquis, más de 450 millones de dólares.

El secretario de Energía y los directores de Pemex y CFE deberán ir la semana próxima al Senado a explicar. ¿Y por qué no lo hacen antes con la sociedad? Los legislativos han dado numerosas pruebas de que no nos representan; atienden a sus intereses personales, de grupo y de partido pero no con sus supuestos representados; en consecuencia, para ganar en credibilidad, ¿por qué no nos explican a los simples ciudadanos? Hay mil y una formas de hacerlo.

Por supuesto los empresarios, desarrolladores y grandes comerciantes tienen derecho a mostrar sus cuentas, han sumado más de siete mil 500 millones de pesos en pérdidas debido a los excesos, desmanes e ilícitos de esa banda llamada la CNTE. Sus demandas deben ser atendidas como siempre ha sido así hasta hartarse de tener privilegios de todo orden. Las cúpulas de hombres de negocios han gozado permanentemente en este país de privilegios como ningún otro sector.

Dígalo cómo fueron recibidos en Los Pinos a sólo unas horas de haber ido a protestar ante la Columna de la Independencia para no ser sometidos a la prueba de 3de3 como ellos quieren hacerlo con los políticos. Bien por sus protestas que tienen un claro desemboque en lo económico pero, ¿por qué no aprovechan su influencia para protestar por los miles de muertos, ya sea debido a las bandas criminales o por el marco de violencia en que vivimos; dígalo el número de cuerpos encontrados en fosas clandestinas; por los acribillados aquí y allá; por los charcos y arroyos de sangre que vemos todos los días; por qué los empresarios o los profesionistas, las universidades, las iglesias y las ONG no hacen marchas y bloqueos ante los institutos y responsables de brindarnos paz y tranquilidad, a qué se debe, por qué eso nadie lo explica? Y si tímidamente lo hacen, ¿por qué respondemos con indiferencia? ¿Cuál es la estrategia, si es que la hay, para que las autoridades permanezcan pasmadas ante la innegable variedad de ilícitos que cometen a diario y recrudecidamente desde hace 85 días los integrantes de la disidencia; no se había 'acabado el tiempo'?

De la deuda nacional se había dejado de hablar durante mucho tiempo hasta que recientemente se habló que asciende a 173 mil 924 millones de dólares. Y falta añadir los intereses. Nuestra deuda, según Forbes, es más grande que el valor de la mayor empresa del mundo, JPMorgan Chase. Visto desde otro ángulo, estamos entre los diez países más endeudados. ¿Cómo se llegó a esto, hay por ahí alguien que nos lo explique?

¿Por qué en la circunstancia de recortes presupuestales generalizados en que vivimos, cuando hasta a la Secretaría de Salud se le seccionan más de tres mil millones de pesos, el INE, que tiene nuevas atribuciones y responsabilidades decide pagar 275 millones de pesos en renta de autos y crear un desarrollo con dos edificios de 17 pisos, parques, monumentos y hasta edificar el museo de la democracia con un costo inicial de más de mil millones de pesos; por qué la insensibilidad; hay alguien que lo explique?

Twitter: @RaulCremoux

También te puede interesar:
¿Y si ganara Trump?
Superficial, racista, peligroso y candidato presidencial
La CNTE colabora con el conservadurismo xenofóbico