Opinión

¿Por qué los ricos se hacen más ricos?

 
1
 

Introduzca el texto aquí

he Great Divide: Unequal Societies and What We can Do About Them. (Amazon)

Tres nuevos textos de Joseph Stiglitz saldrán a la venta a finales de 2015, los tres promueven la reflexión seria y concreta sobre una de las características más graves del capitalismo contemporáneo: la riqueza se divide entre menos personas; los ricos se hacen más ricos y la iniquidad de la sociedad se agudiza. No por nada Stiglitz es uno de los economistas más citados en el planeta.

Premio Nobel de Economía en 2001, Stiglitz ya había abordado este tema en su texto de 2012 titulado El precio de la desigualdad. En este libro sobre la iniquidad de la economía de Estados Unidos, Stiglitz sostiene que el gobierno debe corregir estas fallas del mercado mediante regulación, pues las fuerzas del mercado llevan a que la rentabilidad privada sea mayor que la social y eso genere desigualdad; tal y como viene ocurriendo en Estados Unidos desde Ronald Reagan. Stiglitz critica la política económica de su país que ha generado un ecosistema favorable para quienes buscan rentas, que no crean riqueza y, peor aún, se la quitan a otros.

Los tres nuevos libros se titulan: The Great Divide: Unequal Societies and What We can Do About Them; Rewritign the Rules of the American Economy: An Agenda for Growth and Prosperity, y Creating a Learning Society: A New Approach to Growth, Development and Social Progress.

Habrá que leerlos con detenimiento para conocer y entender las recomendaciones de Stiglitz. Más aún porque vivimos en un país en el que la iniquidad de la sociedad media en el índice Gini prácticamente no se mueve antes y después de impuestos. Es decir, nuestra política fiscal no tiene mayor impacto en disminuir la desigualdad.

El argumento central de Stiglitz no tiene desperdicio. Una economía desigual es menos sólida y menos productiva, que una economía equitativa; mayor desigualdad se traduce en un mercado doméstico más débil y menor crecimiento económico. El índice Gini habla por sí mismo: Finlandia y Noruega 25; Japón y Reino Unido 38; Estados Unidos 41; México 48; Haití 59. En suma, la reflexión es relevante para pensar qué políticas públicas urgen en México para atender este problema.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Cancha pareja
¡15 años de CACEH!
Tengo derecho a saber