Opinión

¿Por qué los fundamentos económicos son básicos?

   
1
   

    

Ilustración Krugman fundamentos económicos

Larry Summers, Brad DeLong y su seguro servidor estamos teniendo algo así como un diálogo triangular sobre el papel de los modelos económicos en la política, el cual fue desencadenado por una publicación de Summers en su blog el mes pasado sobre por qué él cree que la Reserva Federal está cometiendo un error al subir las tasas de interés.

Ahora estamos en la segunda ronda, y antes de entrar en detalles permítanme preguntar: ¿No le gustaría que la vida real fuera así?

Gente que ha meditado mucho y largamente sobre este tema, y sobre la economía en general, está tiendo una discusión seria y civilizada. En la medida en que los tres diferimos como economistas, nuestro debate no se basa en una ideología instintiva ni en lemas simplistas. En lo que respecta a la pregunta inmediata de si la Fed debería elevar las tasas de interés, todos coincidimos en que no debería hacerlo. Compárelo con lo que normalmente pasa en el debate económico. En fin.

En cualquier caso, Summers recientemente respondió con la afirmación de que su argumento contra el aumento de las tasas de interés se basa en gran parte en la incertidumbre del lado de la oferta. También señaló que en principio está de acuerdo con los juicios políticos no basados en modelos y criticó mi conferencia sobre Mundell-Fleming de 2013 en la cual sostuve que los temores de los formuladores de políticas, de que los déficits puedan causar una desastrosa pérdida de confianza, no tienen ningún sentido. DeLong respondió preguntándose exactamente cómo podrían estar en lo cierto los formuladores de políticas en este caso.

Y eso realmente lleva a mi argumento, el cual no es que los modelos existentes sean siempre la guía correcta para las políticas, sino que las preferencias estratégicas deberían ser disciplinadas por los modelos. Si usted no cree en las implicaciones del modelo estándar en un área, bueno, no hay problema. Pero de todas formas debe presentarme un modelo, o al menos un bosquejo, que justifique sus instintos.

Después de todo, ¿para qué son los modelos económicos? Definitivamente no son la Verdad. Sin embargo, son una forma de asegurarse de que las historias que uno cuenta concuerden, que conlleven una combinación plausible de comportamiento individual e interacción entre esos individuos que se comportan de manera plausible.

Tomemos, por ejemplo, la famosa carta abierta de 2010 dirigida a Ben Bernanke, en ese entonces presidente de la Fed, en la cual varios economistas, estrategas e inversionistas exigieron que cancelara la relajación cuantitativa. Los signatarios declararon que “las compras de activos planeadas hacen correr el riesgo de devaluación monetaria e inflación, y no pensamos que vayan a lograr el objetivo de la Fed de promover el empleo”. ¿Supuestamente cómo debe operar eso? ¿Qué modelo se tiene del proceso de inflación en el cual una expansión de la hoja de balance de la Fed cree inflación sin crear antes un mercado laboral sobrecalentado? No estoy diciendo que no haya una explicación posible, pero exprésenla para que podamos ver qué tan plausible es.

Los modelos no son sagrados, pero la disciplina de pensar las cosas en términos de modelos es verdaderamente importante.


Twitter: @NYTimeskrugman

También te puede interesar:
Encadenada al euro
La recuperación en Europa: el caso de España
El Partido Republicano ha ido demasiado lejos como para darse la vuelta ahora