Opinión

¿Por qué hoy México importa tanto a Europa?

 
1
 

 

París

Podría ser Guerrero: Denuncian expertos que un territorio al sur del país, cerca de la costa, está controlado ya por el narco. La Policía sólo entra en grandes grupos y por ello legisladores piden desde hace tres años que actúe el Ejército.

Es Marsella, Francia, en donde crece la sensación de que el Estado perdió control del territorio y la gente y el gobierno no quieren reconocerlo, por tanto no intentan resolverlo.

Quien haga negocios con Femsa, Cemex o América Móvil debe atender a lo que pasa en Europa, en donde estas tres y otras mexicanas tienen intereses.

Crimea ya, posiblemente siga Ucrania. ¿Quién habría adelantado hace un par de años el crecimiento territorial de Rusia por la fuerza? ¿Qué más quiere Putin?

Tampoco nadie pudo predecir la tragedia del viernes 13 en París.

Si la guerra y el terrorismo fueran los únicos problemas de Europa, quizá habría modo de administrarlos y reaccionar rápidamente.

Pero su economía está virtualmente estancada y el Reino Unido amenaza con salir de la Unión Europea. Eso ya es asunto interno.

¿Y todo esto cómo involucra a México? Por humanismo, primeramente, en los casos de los condenables ataques contra civiles en Francia.

También, por las empresas mexicanas que allá operan.

Pero algo también relevante es el modo con el cual Europa ve una salida económica en este país.

Hace unas semanas, la Unión Europea envió un documento a la Secretaría de Economía, a cargo de Ildefonso Guajardo.

Es una carta de deseos. Un “whish list” que detalla qué asuntos quiere renegociar ese continente del Tratado de Libre Comercio entre ambas regiones que ya cumplió 15 años.

México envió una misiva en sentido contrario.

Ambos textos detonan las negociaciones del nuevo tratado bilateral que iniciarán en enero y que en la Unión Europea quieren firmar muy pronto.

¿Cuándo? Antes de que México con sus socios del pacífico ratifiquen el TPP. Eso podría ocurrir en 2016.

Será la segunda vez que México sirva de vínculo con un gran acuerdo. La primera fue con el TLCAN.

Europa quiere que México firme compromisos más fuertes de protección a la inversión. Prevén allá que el país crezca y quieren que sus empresas aprovechen. También quieren más apertura en los jugosos contratos del gobierno mexicano.

Hay un asunto clave: México aumenta aceleradamente la disponibilidad de ductos para transportar gas natural producido en Texas o nacionalmente.

Si algo ata a los europeos con Rusia es el gas natural y Rusia vive de esa dependencia.

Si México y Europa encuentran la manera de llevarlo desde acá como ya lo intenta Estados Unidos, el país puede mostrar por qué es uno de los diez socios “estratégicos” de los europeos, sala en donde comparte asiento justamente con los estadounidenses.

Para Europa, ese producto más el crecimiento que pueden tener sus empresas en naciones del Pacífico a través de fábricas instaladas en México significarán un avance en el camino a las soluciones.

Para funcionarios europeos, México tiene una importancia de un tamaño que los mexicanos no comprendemos.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
¿Para qué fragmentarán la CFE?
¿Se repondrá ICA? Tres ejemplos de otros grandes “villanos”
Los bancos cierran en la frontera, pero no del lado mexicano

1
 EVIDENTE: México en Londres

Picadilly Circus. Este fin de semana la concurrencia de la principal zona comercial de la capital de Inglaterra pudo observar pantallas con imágenes de blancas playas yucatecas que invitan a visitar la región, en una campaña que también involucra a otras ciudades mexicanas.

Ruiz.