Opinión

Por el bien de su negocio, un emprendedor introvertido trata de volverse extrovertido

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson. Por el bien de su negocio, un emprendedor introvertido trata de volverse extrovertido.


Pregunta: Hola, Richard: ¿Qué orientación o consejos sobre cómo forjar relaciones tendrías para los introvertidos?

—Zach Shrout, Estados Unidos.

Aunque en ocasiones puedo sentirme un poco intimidado antes de hablar frente a un salón atestado, ya no me quita el sueño

Respuesta: Cuando uno está empezando un negocio, tiene que hacer presentaciones ante inversionistas y relacionarse con los potenciales clientes en cualquier oportunidad. Si tienes problemas con la timidez, eso ciertamente es un obstáculo, pero hay varias formas de manejarlo.

Puedo decirte por experiencia que la timidez es un problema que puede superarse. Entre más prácticas, más fácil se vuelve. Hace años, cuando las organizaciones empezaron a invitarme a dar pláticas, me ponía muy nervioso en el escenario y no conseguía transmitir mi mensaje. Pero perseveré y rindió frutos. Aunque en ocasiones puedo sentirme un poco intimidado antes de hablar frente a un salón atestado, ya no me quita el sueño.

Si eres introvertido y encuentras difícil comunicarte con extraños, entonces tienes que practicar, practicar, practicar; pero practica siendo tú mismo. Cuando estás empezando, nadie espera que seas un líder imponente o un orador de clase mundial. Simplemente necesitas transmitir una sensación de pasión por lo que estás haciendo y se engancharán.

Cuando era adolescente, unos años antes de que mis amigos y yo eligiéramos el nombre Virgin para nuestra compañía, empezamos una revista llamada Student. Teníamos que pasar mucho tiempo haciendo llamadas telefónicas para conseguir publicidad y entrevistas; un área en la que no teníamos experiencia. Estábamos ansiosos de dar la impresión de ser conocedores y dignos de confianza y, como no nos sentíamos cómodos siendo nosotros mismos, nos esforzábamos mucho por fingir que lo éramos.

Yo hablaba con voz profunda y me presentaba con un título inventado para tratar de impresionar a cualquiera que estuviera al otro lado de la línea; en diferentes ocasiones fui director de mercadotecnia, editor, reportero, director financiero y jefe de patrocinios. Funcionaba de vez en cuando, pero fingir ser alguien que no eres no es buena idea, ya que eventualmente tienes que revelar quién eres.

Transmitir tu pasión por tu idea a quienes te escuchan requiere buenas habilidades de narración: conecta con la gente, explica tu concepto y detalla por qué estás estableciendo un negocio en primer lugar. Cuando yo decido invertir en un negocio, estoy invirtiendo en el emprendedor detrás de la idea, junto con el producto; necesitas convencer a tu audiencia de hacer lo mismo.

Para forjarte más confianza como narrador, podrías empezar en internet, blogueando o compartiendo tus pensamientos en las redes sociales. Como te dirá cualquiera que haya dado clic en Virgin.com, soy un bloguero bastante prolífico, y he encontrado que es una manera grandiosa de conectar con la gente, ya sea que esté narrando de nuevo una historia divertida o anunciando una nueva inversión.

Ten en mente que las reuniones cara a cara son extremadamente valiosas. La cantidad de comunicación que realizamos a través de los smartphones puede hacer tentadora la idea de eludir las reuniones en la vida real, pero muchas de las mejores ideas de Virgin para nuevas empresas y para innovaciones disruptivas en nuestros negocios actuales han provenido de líderes que salen de detrás de sus escritorios y charlan directamente con el personal y los clientes, aprendiendo de ellos y forjando confianza. Ese es el verdadero regalo de la tecnología: no reemplaza las conexiones físicas, pero nos permite sacarles mejor provecho.

Por supuesto, para algunos introvertidos, las reuniones cara a cara podrían despertar profundos temores, pero enfrentar tus temores es una parte enorme del espíritu emprendedor. Vas a verte obligado a resolver muchos problemas mientras haces despegar a tu negocio, ya sea que involucren acudir a dar un discurso de presentación y relacionarte, o enfrentar inquietudes financieras posteriores, o incluso relajar algo de control cuando delegues responsabilidades. Tu timidez es sólo el primero de muchos desafíos por superar. De manera interesante, las personas que no son tímidas a menudo cometen el error de sonar casi demasiado arrogantes, mientras que una persona tímida puede mostrarse más genuina. Así que ¡no renuncies del todo a ello con el entrenamiento!

Pero puede hacerse. La mayoría de los emprendedores están en los negocios por una buena razón, así que trabaja para encontrar tu propia voz, luego con confianza cuéntale al mundo por qué te apasiona tu negocio y por qué importa. Cuando lo hagas, será un momento de orgullo.

CAMBIA LA TIMIDEZ POR PASIÓN
Si tienes tendencia a la introversión, vender tus ideas como emprendedor puede ser un desafío. Mantén estos puntos en mente para superar este obstáculo:

Cuando estás empezando, nadie espera que sean un orador grandioso, así que enfócate en las razones por las cuales empezaste tu negocio, y por qué tu producto o servicio es bueno.

No dependas de la tecnología para toda tu comunicación. Las reuniones cara a cara siguen siendo esenciales para forjar confianza.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Mis seis hábitos para mantener el equilibrio
Ser mentor, una calle de doble sentido
El trabajo en equipo que desafía las probabilidades y altera la costumbre