Opinión

Amor a la mantequilla: la Roma tiene su secreto

   
1
Dominique

  

Dominique

Dirección: Chiapas 157, Col. Roma Norte, Delegación Cuauhtémoc.

Teléfonos: 5564-2010

Horarios: Miércoles a sábado, de 7:30 a 18:30. Domingo, de 9:00
a 14:00 horas.

Precio: $150-250 por persona.

Tiempo: Una hora

Compañía: amigos y familia

Tarjetas:
American Express, MasterCard, Visa, crédito y débito.


Algo que aprendí de mi cuñado francés es que un buen día siempre empieza de forma sencilla, con pan y mantequilla, así que estos dos ingredientes juntos forman uno de mis antojos cotidianos.

Afortunadamente para mí, en la colonia Roma hay una panadería francesa con ejemplares dulces y salados para saciarlos: Dominique.

Cuando conocí el lugar sólo era una pequeña pastelería y panadería a la que había que llegar temprano los fines de semana para conseguir los mejores croissant, chocolatines —o pain au chocolat— y baguettes de la ciudad.

Pero el éxito de la propuesta de Dominique la llevó a servir desayunos en los que el plato estelar eran los oeufs cocotte, preparados en una pequeña cacerola con deliciosos jitomates deshidratados por ella misma y queso de cabra. Para adaptarse a todos los gustos, la yema de los huevos puede ir apenas cocida o casi dura, aunque recomiendo que sea lo más líquida posible para bañar todo el plato (la yema líquida es otro de mis antojos cotidianos).

Creció su oferta gastronómica y creció la clientela, así que Dominique tuvo que expandirse a su ubicación actual en el local contiguo. Hay espacio para unas 20 o 25 personas, así que siempre es mejor llegar temprano los fines de semana para no tener que esperar. Los oeufs cocottes siguen entre mis elecciones habituales, ahora con jitomates confitados y prosciutto o salmón ahumado, pero al menú también se suma su croque monsieur o croque madame, que son probablemente los mejores de la ciudad: sándwich de pierna horneada, queso gruyere, jitomates deshidratados, un poco de salsa bechamel con champiñones y, en mi versión favorita, un huevo tierno encima.

Dominique
se mantiene como una de las mejores representantes de esta colonia donde se han concentrado varias opciones interesantes de panadería. Si de pan dulce se trata, siempre es difícil qué elegir. En estas épocas, su versión mantequillosa y azucarada del pan de muerto es para chuparse los dedos. También está la extraordinaria Tarte Tatin, que hay que encargar con un par de días de anticipación. Se me hace agua la boca tan sólo de recordarla.

Desde hace algunos meses también sirven comidas de miércoles a viernes, aunque se trata de un menú del día de tres tiempos que deja de lado la mantequilla optando por una propuesta sana de su cocinera especializada en nutrición. Un menú saludable y lleno de sabor.

Definitivamente Dominique es uno de esos lugares que muchos quisiéramos mantener en secreto, aquellos sitios consentidos para siempre tener un espacio, pero sólo por esta ocasión les paso el tip.

Twitter: @Ysusi

1
   

   

Dominique