Opinión

Populismo a la carta

 
1
 

 

[Bloomberg] La firma de Chávez apareció en la Gaceta Oficial por la asignación de Elías Jaua como ministro de Relaciones Exteriores. 

Gil encontró sobre el escritorio de finas maderas papeles y recortes que había olvidado. Un archivo le llamó la atención pues quedó debajo de periódicos viejos, tan viejos como el de hoy en la mañana. Así se perdieron esas municiones para esta Página del Fondo. Se trata de papeles sobre Podemos, el partido político español fundado en enero de 2014 y cuyo secretario es Pablo Iglesias Turrión. El historiador Antonio Elorza ha explicado que la crisis económica ha sido “la estructura de oportunidad” en cuyo marco han surgido los nuevos movimientos sociopolíticos. En un caso, Syriza de Tsipras en Grecia, por agrupamiento de una izquierda antes fragmentada; en los otros dos, Movimiento Cinco Estrellas del italiano Beppe Grillo, y Podemos, encabezado por Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero. Dice Elorza: “la estructura de oportunidad puede compararse a un vacío en la vida política, en circunstancias de creciente malestar económico y descrédito de los actores políticos”.

Adivinaron. Gamés piensa en algunos de los partidos mexicanos que los electores votaron y, en especial, en Morena, la esperanza de México, los representantes del pueblo bueno, bonito y barato, o como se diga. Elorza arrinconó al Secretario de Podemos: “A Pablo Iglesias le repugna la democracia como procedimiento, pero su programa rebosa de la palabra ‘democracia’ como seña de identidad; sus propuestas son la verdadera democracia, aunque al ocuparse del tema habla de reformar la Constitución”. ¿Les suena? Cierto, no tanto. Liópez y Batres casi nunca usan la palabra democracia, se la ha dejado en prenda a la mafia del poder.

Monedero
Del archivo de marras (gran palabra), Gil toma una entrevista, publicada en su periódico El País, de Rafael Fraguas con Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense, número dos, hasta hace unos cuantos días, de Podemos. Como todo mundo sabe y escribió Pablo Hiriart en páginas contiguas, Monedero se hizo cargo del Programa de Formación Socialista del Centro Internacional Francisco Miranda, en la Venezuela chavista.

Según una investigación de El Nacional de Caracas, Monedero recibió dinero, mucho billete, en persona y para su partido Podemos. A la hora de la fiesta petrolera, Chávez era generoso: tres y medio millones de dólares, primero, y luego cuatro millones de dólares por concepto de asesorías a las que estuvo vinculada buena parte de la cúpula de Podemos.

Oigan a Monedero: “(A Chávez) le dolía enormemente su pueblo. La gente del pueblo le reconocía y le sentía como uno de ellos”. El profesor de la Universidad Complutense destaca de la personalidad de Chávez “su inteligencia, su memoria prodigiosa y su enorme capacidad de trabajo (…) devoraba libros. Siempre me pedía libros. Si tuvo alguno de cabecera sería relacionado con Simón Bolívar”.

Caracho. No se lo tomen a mal a Gilga, pero le dolía mucho el pueblo, muchísimo, entonces se tragó una pastilla de Buscapina y ya no le duele. Ahora mal: por siete millones de dólares recibidos por sus asesorías, este Monedero no ha sido tan generoso con Chávez. Debió decir: la mente de Chávez era una afortunada mezcla de Kant, Einstein y Madame Curie. Su fuerza física igualaba a la de cincuenta luchadores de la triple A; como amante, se cuenta, era inigualable, como un tigre de Bengala o cien episodios de RedTube.

Oro negro
Así las casas (sí, muletilla patrocinada por Grupo Higa), Podemos se ha financiado con el 'oro negro' de Chávez. Después de la borrachera petrolera no queda nada, pero cómo le dieron vuelta a la matraca de los dólares. A Gamés le encantaría leer un reportaje, una investigación periodística sobre los dólares de Chávez y la izquierda mexicana. Aparecerían cosas muy interesantes, cuentas bancarias gordas, revolucionarias, esperanzadas y honestas. ¿Apuestan algo?

Oigan a Monedero en la entrevista de Fraguas: “Me sorprendió mucho que un pueblo como el venezolano, al que se consideraba analfabeto, llevaba en el bolsillo la Constitución, que habían discutido entre todos los venezolanos. Aquí sin embargo, pese a que se nos considera alfabetizados, se nos dice que no se puede abrir el melón constitucional porque no estamos preparados. Chávez me enseñó a respetar a los pueblos de América Latina”.

Oiga, Monedero, lástima que Chávez se haya convertido en pajarito porque después de esta declaración por lo menos untaba la mano con unos 500 mil dólares. Pero la verdad sea dicha (muletilla patrocinada por Morena), ahórrese sus palabras porque las arcas venezolanas están vacías, amigo Monedero. Gil ha aprendido que la ideología es un veneno que a veces logra que un simple pillo parezca un filósofo de la Complutense. Oh, sí.

La máxima de Séneca espetó dentro del ático de las frases célebres: “Lo que las leyes no prohíben puede prohibirlo la honestidad”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Sin amenazas
Más y más
Engordar