Opinión

Polución en el Distrito Federal

1
 

 

La modificación fue aplicada con la intención de reducir los índices de contaminación en la capital del país. (Cuartoscuro)

La polución es una contaminación intensa, dañina y permanente del agua o del aire producida por los residuos de procesos energéticos industriales o biológicos. La polución es una profanación ambiental.

La contaminación en la ciudad de México parece estar fuera de control. Aunque se lograsen reducir los contenidos de contaminantes, la intensa radiación solar incrementa la polución. La transformación fotoquímica de la contaminación estimula la producción de ozono y de partículas finas. La ausencia de dispersión crea acumulación de polución del aire en la ciudad de México a través del cual el ozono puede alcanzar fácilmente niveles elevados y de partículas finas que generan la disminución de la visibilidad, producen ardor de ojos y otras molestias más graves.

Asimismo la grasa se convierte en contaminante. Los kilos de grasa que perdemos cuando adelgazamos, la mayor parte se expulsa en forma de dióxido de carbono. Otra porción se transforma en agua y se elimina en forma de orina, heces, lágrimas o sudor. El proceso bioquímico para perder 10 kilogramos de grasa en un cuerpo necesita inhalar 29 kilos de oxígeno. Tras un proceso metabólico se expulsa a la atmósfera energía en forma de dióxido de carbono y agua. (British Medical Journal).

El ozono es un compuesto de gas altamente oxidante que es muy reactivo cuando se encuentra en la superficie del suelo y se considera como un gran contaminante. En las ciudades es el principal componente del smog fotoquímico y está formado por reacciones entre los hidrocarbonos y óxidos de nitrógeno ante la presencia de radicación solar. La Norma Oficial Mexicana marca como niveles seguros de ozono hasta 0.080 ppm cada 8 horas. De acuerdo a tal límite, la ciudad de México se encuentra muy arriba del límite de ozono con 0.123 ppm cada 8 horas.

La World Health Organization cuyo límite de ozono es de 100 múg/m3, el Distrito Federal también está muy por arriba con 237 múg/m3.

Este rebasamiento constante de los niveles básicos de seguridad de la cantidad de ozono en la atmósfera del DF no es conocido por la población ignorando el peligro creyendo que las pre-emergencias y las emergencias climáticas no son peligrosas y que sólo provocan ardor de ojos, irritación de garganta, dolor de cabeza, cansancio o fatiga.

También te puede interesar

Glaciares

Cambio futuro del clima

Evidencia climática