Opinión

Política Pyme, ¿de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba?

La política pública a favor de las Pymes generalmente se ejerce de arriba hacia abajo. El poder federal determina estrategias, herramientas y los demás, los de abajo, aprovechan. El gobierno decide qué es conveniente hacer y quien quiera ejercerlo acude a las convocatorias del Inadem y las “reclama” (las solicita).

Hay también, desde luego, oportunidades para que los estados marquen sus referentes estratégicos que generalmente se han hablado con el Poder Ejecutivo y en ese sentido coinciden generalmente con un marco conceptual marcado por el Plan Nacional de Desarrollo.

En el país existen dos mil 445 municipios. Muchísimos de ellos serán “tocados” por la política pública hacia Pymes de manera indirecta pero menos de 5.0 por ciento de ellos acude a las convocatorias en calidad de solitario.

Universo Pyme conoció a un joven ciudadano quien en 2009 fue presidente municipal de Atlatlahucan, municipio importante, cuna del “Chinelo”, danza autóctona que le da identidad cultural a Morelos.

De este municipio, como poblado, existe referencia desde antes de 1400. En 1436 el emperador Moctezuma Ilhuicamina lo asumió como su tributante. Nunca ha sido municipio del montón.

Por la cantidad y calidad de desarrollos inmobiliarios que agrupa en su juridicción, Atlatlahucan puede ser considerado uno de los diez municipios con mayores recursos presupuestales en el país, según en otro momento confió a este columnista Gabriel Haddad, exSedeco en Morelos.

A decir de los gobernados, la gestión de Alfredo Reyes Benítez fue la mejor en muchas, muchas décadas, al extremos de que la gestión de quien le sucediera, un político del PRD, quedara  mal parada. Los habitantes del lugar ahora buscan a Alfredo para solicitarle que vuelva a contender por la presidencia. Quieren más de lo bueno.

Quien gestara los mayores cambios en positivo para la población a decir de ella, piensa ahora si tiene sentido aspirar a otro periodo y concluye que definitivamente sería conveniente pero sólo si impacta de manera muy importante el futuro económico del municipio.

Programas de capacitación permanente a quienes se autoempleen y den servicios a los fraccionamientos cercanos; propiciar el nacimiento de empresas formales, principalmente relacionadas con negocios verdes; fomentar el surgimiento de cooperativas que aprovechen las nuevas áreas de oportunidad en el estado e incluso hacer el esfuerzo por cambiar la vocación del municipio para insertarlo en la nueva dinámica de la economía del conocimiento, en donde Morelos destaca por sus 40 centros de investigación superior y en la prestación de servicios relacionados con la salud. Esta es parte de su agenda en lo económico.

Reyes Benítez afirma que no se trata de regresar por regresar, sino de hacerlo con la misión de dejar fuertes impactos positivos en la vida futura de su población natal. Desea que los fondos públicos federales y una relación sana y de cooperación con la Sedeco de la entidad, pudieran lograr la misión que se fijara de contender nuevamente por la alcaldía de su comunidad.

Entiende este joven que gobernar es servir, no servirse de los demás. Reconoce que no tiene estudios pero ya resarce este límite y sabe que para gobernar lo más importante es escuchar, concertar y actuar con honestidad.

Por ello desea saber cómo operan los fondos federales de apoyo a la actividad económica y aplicarlos en un ejercicio de “abajo hacia arriba”. El electorado decidirá.

Twitter: @ETORREBLANCAJ