Opinión

Polanco, zona de desastre

Mucho tiempo fue considerado el niño consentido de Marcelo Ebrard, tanto que lo apoyó hasta convertirlo en delegado de una de las tantas demarcaciones de alto contraste en la ciudad de México: la Miguel Hidalgo.

Pero a poco más de un año de que concluya su gestión, vecinos y comerciantes de Polanco ya lo alucinan.

Porque la exclusiva vialidad que alguna vez se conoció como la Quinta Avenida del Distrito Federal, la avenida Presidente Masarik, y que era el equivalente a la suntuosa avenida de Nueva York, lleva casi cuatro meses como zona de desastre.

El proyecto de remodelación va a paso de tortuga y los habitantes y visitantes de la zona no saben cuándo terminará esa pesadilla.

Restaurantes, boutiques, joyerías y otros muchos negocios han reducido drásticamente su personal ante el riesgo de cerrar por lo incosteable y ni se diga de los servicios alternos.

Por el ritmo de la obra parece que Víctor Romo quiere terminar… ¡pero con todo!

El viernes 13

La selección mexicana de futbol tendrá su aparición en el Mundial de Brasil contra Camerún. Y sí, el encuentro cae en viernes 13 de junio.

Por supuesto que eso nada tiene que ver con el trabajo legislativo de las reformas secundarias, pero en las bancadas del sol azteca han comenzado a mezclar la gimnasia con la magnesia, y advierten que no permitirán que se use la participación de México en la justa deportiva como distractor. Ajá. Bastaría con que los legisladores se pusieran a hacer su chamba y dejaran el deporte… de pegarse hasta con la cubeta.

Tal vez lo que no quieren ellos son distractores que les impidan ver el Mundial tranquilamente y sin presiones. ¿Será?

Expectación


Apenas es martes, pero ya hay expectación por el discurso que pronunciará el presidente Peña el viernes, durante la toma de posesión de la mesa directiva del CCE. Y ya puede adivinar por qué en esta ocasión el mensaje presidencial es tan esperado.