Opinión

Podemos ser líderes en manufacturas


 
La economía mexicana no anda bien en sus resultados de corto plazo. Pero, tiene un potencial extraordinario para el mediano plazo.
Ya se ha dicho lo anterior, pero conviene que no se nos olvide.
El pasado 27 de junio, en la página de internet de Bloomberg Bussinesweeek apareció un texto que describe ese potencial.
Se denomina: “Cuatro razones por las que México se está convirtiendo en una potencial global de las manufacturas”.
Le refiero y comento esos 4 aspectos señalados en el texto.
 
1- Los salarios de la manufactura en México, ajustados por la productividad más alta del país, serán 30% más bajos que los de China en 2015.
En realidad de lo que está hablando el texto es de la variable que se denomina costo unitario de la mano de obra. Este indicador, el más importante en materia de competitividad, puede estar a la baja a pesar de que los salarios reales no caigan.
Van unos datos. De acuerdo con el INEGI, el costo unitario real de la mano de obra en las manufacturas cayó 6.7% entre enero de 2007 y el mismo mes de este año. Los salarios reales crecieron 1% pero la productividad laboral aumentó en 8.2%.
En contraste, en China los salarios reales están creciendo más rápido que la productividad laboral.
 
2- México tiene más tratados de libre comercio que ningún otro país.
Actualmente son 44 países los que tienen tratados con México. Estados Unidos tiene 20 y China alcanza 18. Que no hayamos sabido sacar jugo plenamente a estos tratados no quiere decir que no ofrezcan un gran potencial. Si vemos el largo plazo, las exportaciones manufactureras del país han crecido a una tasa media anual de 9.6% desde 1994 hasta el año pasado, en medio de diversas crisis. Es una muestra del éxito exportador de este sector.
 
3- Las manufacturas mexicanas tienen una significativa ventaja en materia de costos de energía.
La diferencia se establece de manera particular en el gas natural. Mientras en el mercado norteamericano el precio del gas se ubicó la semana pasada en 3.6 dólares por millón de BTUs, en China hubo un reciente aumento de alrededor de 15% que colocó el combustible en el equivalente a 8.8 dólares por millón de BTUs.
Claro, para hacer realidad esa ventaja todavía hace falta ampliar y densificar la red de ductos que tenemos en amplias zonas del país.
 
4- Los clusters industriales en México están creciendo, especialmente en autos y aparatos domésticos.
En mayo, mientras las exportaciones manufactureras diferentes a la industria del automóvil cayeron 2.9%, las del sector automotor crecieron en 14.9%. En el año, el crecimiento es de un 9% en promedio. Y si vemos el largo plazo, de 2000 al año pasado, el ritmo de crecimiento anual fue de 12%en promedio. Si siguiera este paso, en el 2015 México exportaría casi 125 mil millones de dólares sólo de la industria automotriz.
Una de las claves para convertir realmente a nuestro país en una potencia manufacturera es realizando la reforma energética que dé verdadera competitividad a la industria mexicana.
Y, desde luego haciendo que la reforma educativa cuyas leyes secundarias aún están en proceso de elaboración, se hagan realidad.
La educación y la tecnología serán las claves para que la productividad de la manufactura mantenga el crecimiento y aún lo acelere.
 
La opción está allí, al alcance. Pero aún faltan cambios críticos para hacer realidad esta promesa.
 
No es la primera vez que la oportunidad se nos presenta. De nosotros depende que ahora sí se haga realidad.
 
 
Twitter: @E_Q_