Opinión

Planear la resiliencia al clima en las ciudades

 
1
 

 

huracán Patricia. (ilustración)

Vivimos en un mundo urbanizado. Más de dos-tercios de la población del mundo podrán vivir en ciudades de más de seis millones de habitantes en 2050. El campo y los bosques desaparecerán gradualmente para dar lugar a la creación y la ampliación de más ciudades. Las zonas urbanizadas producen más del 70’% de las emisiones de gases de invernadero.

La resiliencia nos prepara para cambiar la forma en la cual estamos obligados a pensar en la salud y en sus soluciones. Se trata de un llamado para ocuparnos no sólo de las víctimas de los factores climáticos de riesgo, sino explorar y conocer aquello que tuvo éxito frente a la adversidad. De crear nuevos sentidos a la vida. (“Resiliencia y subjetividad”. Los cielos de la vida).

Para proteger la vida urbana de los impactos del cambio climático y de las más intensas ondas de calor las ciudades necesitarán hacerse a ellas mismas más resilientes. Reducir las emisiones y mejorar la resiliencia de los edificios. ¿A qué le llamamos diseñar la resiliencia en las ciudades? A proteger las ciudades y sus edificios de climas extremosos, desde el diseño y construcción de los edificios. El objetivo es reforzar la vulnerabilidad de los edificios construyéndolos más fuertes y más resilientes para enfrentarse al cambio climático.

En 2012 el huracán Sandy dañó en la ciudad de Nueva York 88,700 edificios con 30,000 hogares y 23,000 negocios, dejando a dos millones de personas sin electricidad.

¿Cómo aprender más sobre la resiliencia urbana? ¿Cuáles son las medidas de resiliencia qué deberán ser tomadas y qué acciones involucran a la resiliencia? La resiliencia implica actuar y reaccionar positivamente cuando has sido golpeado por una adversidad. No multiplicar la vulnerabilidad.

. Los desastres y los eventos extremos no siempre se anticipan. En la Ciudad de México se ha hecho poco al respecto. Deberá planearse por ingenieros, no por políticos, el suministro de gas, gasolina, energía, agua potable, transportación, telecomunicaciones, aspectos sanitarios, salud de niños, ancianos y personas discapacitadas, seguridad pública, alimentos, hospitales y movilidad para las emergencias. Todos estos sistemas son interdependientes.

La vulnerabilidad crítica en la Ciudad de México no ha sido tomada en cuenta. Millones de residentes y miles de edificios forman una infraestructura que puede fácilmente ser dañada.

El término resiliencia es una característica mecánica de resistencia de los materiales, sistemas y edificaciones a los impactos ambientales.

También es un conjunto de cualidades que favorecen el proceso de planeación, adaptación y transformación al prevenirse los riesgos. Es la protección a la destrucción por elementos naturales inevitables.

Twitter:@SalvadorGLignan

También te puede interesar:

El cambio climático no es una moda pasajera

El cambio climático está vivo

Contaminación subestimada del nuevo aeropuerto