Opinión

Pizza de dólares

  
1
  

  

pizza

¿Cuánto cuesta ahora una pizza Dominator? La devaluación del peso casi inevitablemente provoca encarecimiento de los insumos importados denominados en dólares.

En Alsea, que controla Domino's Pizza en México, este problema ya brincó. La empresa que encabeza Alberto Torrado aminoró el impacto, subiendo 5.0 por ciento en promedio los precios de sus productos en el presente año. Se calcula que alrededor de 30 por ciento del costo de los insumos que utiliza están denominados en la divisa verde, incluidos el queso, algunas carnes y el café.

El primero de los insumos es quizás el más relevante dado que lo ocupa en la mayoría de sus productos incluyendo hamburguesas, pizzas, sándwiches, pastas y pasteles. Al primer semestre de 2015 los costos de ventas como porcentaje de los ingresos de la operadora de Domino's Pizza, Burger King, Starbucks y Chili's aumentaron en un punto porcentual, reflejo en parte del encarecimiento de sus materias primeras importadas.

Si ahora le cuesta más una Whopper, al menos sabe por qué.

1
Manuel Saba Ades

  

Manuel Saba Ades, Casa Saba

…lo que aparezca
La crisis financiera de Grupo Casa Saba sigue dejando efectos adversos entre sus acreedores, particularmente en los laboratorios.

Resulta que en Merck el asunto derivó incluso en la reestructura de su liderazgo en México, a raíz de las condiciones en que directivos de la compañía pactaron la reestructura de pasivos que les debía la distribuidora de medicamentos de Manuel Saba Ades. ¿Cuál fue el tamaño del problema? La mexicana adeudaba a Merck 100 millones de dólares, pero tras una intensa negociación, terminó por pagar sólo la mitad. De lo perdido, lo que… sea su voluntad.

A junio de 2015 la capacidad de pago de Casa Saba era nula. Su deuda con costo de corto plazo con bancos y proveedores (laboratorios) sumó mil 274 millones de pesos y en caja apenas disponía de 43 millones de pesos. Es más, su paralizada operación no genera ni los flujos para pagar los intereses de su deuda. ¿Concurso mercantil en puerta? Dicen que no, que ya todo está acordado.

El simpático Trump
La propuesta de Donald Trump de aplicar un arancel de 35 por ciento a la importación de autos fabricados por empresas estadounidenses en México, como Ford y General Motors, causó más bien gracia.

Directivos de las armadoras en el país consideran ridícula una iniciativa que contradice lo establecido en el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

Líderes industriales como Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA) destaca que hasta el momento sólo se trata de declaraciones del precandidato a la presidencia de Estados Unidos, que no deben ser tomadas en serio.

Actualmente del total de los autos que se fabrican en el país, 58 por ciento se destina al otro lado del río Bravo y casi 12 de cada 100 unidades que se comercializan en ese país son manufacturadas en territorio azteca.

También te puede interesar:
Renault, ¿de reversa?
Ingeniero Refinado
¿El ‘Megamall’ topa con Hierro?