Opinión

Pirwi, la mejor mueblería de México


 
Tiene treinta y pocos años y sabe que tiene la mejor mueblería de México. La mejor sin duda. No es Frey, Dico, o Pergo. Esto es serio. Su mueblería se llama Pirwi y ha iniciando la más significativa revolución de su sector. Su nombre es Alejandro Castro, un joven que hace siete años visualizó la posibilidad de montar la empresa mueblera con la ecuación más redonda, con tres elementos: énfasis en diseño, sistema de producción altamente eficiente, y sustentabilidad.
 
Alejandro analizó la entraña del (imperfecto) sistema de fabricación y distribución de muebles en México. Detectó que las grandes cadenas muebleras tenían impresionantes aparatos productivos pero no dedicaban un céntimo a contratar a un buen diseñador. Peor aún, a lo largo de los últimos años se han dedicado a mal copiar diseños extranjeros y a importar muebles asiáticos. ¿Resultado? Un desastre estético.
 
Pirwi nació como las grandes: comprendiendo que el diseño vale y debe pagarse. De cada uno de sus muebles va una regalía al creativo que lo ideó. Sus muebles han sido expuestos en las ferias más prestigiosas del planeta. Lina Kanafani, la afamada dueña de la galería londinense Mint, habría pronunciado las palabras mágicas en 2009 tras visitar una mega expo de muebles: “por fin Europa recibe una bocanada de aire fresco con estos diseños”.
 
Las 120 tiendas del mundo que venden muebles Pirwi (incluida una tienda propia y los corners de El Palacio de Hierro) complementan a las colecciones privadas de museos donde Castro ya colocó piezas. La del MoMA es uno de los lugares destacados. Sus muebles, creados todos con altísimos estándares de sustentabilidad, empiezan a ser imitados por fabricantes nacionales. Su éxito ha sido rotundo. En sus primeras 48 horas de venta en El Palacio de Hierro facturó lo que proyectaba vender en el primer mes. Capturó ya los ojos del todos los competidores del sector.
 
Castro se debate hoy entre ser diseñador o empresario. Es un tipo serio con un debate nada sencillo. Su enfoque ensimismado es poderoso y le está dando la congruencia que ninguna firma del ramo ha tenido; pero le reta a resolver el dilema del crecimiento sin violentar los valores que lo están haciendo visible globalmente.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota