Opinión

Piden telefonistas a Slim aumento del 14%

La discusión de las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y radiodifusión y la anterior declaratoria de preponderancia de Telmex y Telcel, ocurren justo cuando las empresas de Carlos Slim Helú revisan su contrato colectivo de trabajo con su poderoso sindicato.

Encabezado por Francisco Hernández Juárez, el sindicato que agrupa a unos 45 mil trabajadores, solicita en la negociación un incremento salarial del 14 por ciento, diez por ciento más que lo que en promedio se concedió el año pasado en las revisiones contractuales.

Generalmente, el sindicato de telefonistas ha obtenido aumentos hasta casi 50 por ciento arriba del promedio nacional, derivada de uno de los poquísimos contratos en las que las metas de productividad están perfectamente claras y medibles, lo que representa a los trabajadores un ingreso fijo extra.

En esta ocasión, Telmex hizo del conocimiento de su sindicato la situación legal a la que está obligada así como las eventuales reformas que, desde su punto de vista, perjudicarán seriamente sus ingresos como la obligación de facilitar la interconexión gratis a los inversionistas nuevos en el sector.

Telmex NO ha hecho un pliego de peticiones formal al sindicato para reducir el costo del contrato colectivo, pero SI le ha hecho saber el estatus legal actual buscando que la organización modere sus demandas.

Pero en el corto plazo, si las leyes secundarias se aprueban como se enviaron, el sindicato prevé ajustes de personal, caída de los salarios y escasez de materia de trabajo.

Por esto salieron a movilizarse en todo el país el jueves pasado. La revisión del contrato termina el 25 de abril próximo.

****
Cuando volvió del hospital después del trasplante de hígado al que fue sometido -según la versión oficial-, muchos se preguntaron por qué no dejaba continuar a su interino al frente del Gobierno de Michoacán.

La respuesta tardó meses en llegar, pero el viernes pasado se dio a conocer.

No fue decisión de Vallejo regresar, sino del gobierno federal, que para entonces ya tenía antecedentes de los presuntos acercamientos entre Jesús Reyna y la delincuencia organizada.

Cuando regresó Vallejo -o lo hicieron regresar-, Reyna se fue un mes y muchos apostaron a que no regresaría.

Pero lo hizo porque, trascendió, tenía algunos compromisos que cumplir, aunque no se sabe si era con el gobierno estatal.

****

Ahora que el Senado analiza a los futuros comisionados del Ifai, no pierda de vista a Francisco Ciscomani Freaner; es de los fuertes.