Opinión

Piden diputados a Aguirre y Cué que no se rajen


 
Dos asuntos sobresalen hoy en las sesiones de diputados y senadores: en la Cámara baja, la situación de los paros magisteriales en Oaxaca y Guerrero. Y en la Cámara alta, la minuta de reforma en materia de telecomunicaciones.
 
La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados aprobó llevar al pleno para su votación un punto de acuerdo mediante el cual se exhorta a los gobernadores Ángel Heladio Aguirre Rivero y Gabino Cué Monteagudo "a no aceptar los chantajes ni presiones" del magisterio disidente.
 
Ya se sabe que los exhortos del Congreso son como las llamadas a misa, pero no deja de tener su relevancia el hecho de que por fin los diputados federales volteen los ojos hacia un conflicto que rebasa por mucho el ámbito estatal.
 
Ayer el gobernador Aguirre Rivero declaró que "no habrá contrarreforma educativa ni se contrapondrá lo establecido en el Pacto por México en materia educativa, porque se coincide en la gratuidad de la educación, respeto a los derechos laborales de los docentes, mayor gestión de recursos para plazas a egresados normalistas, y coordinación y articulación plena con la Federación".
 
Pero ni eso sirvió para apagar los focos rojos que siguen prendidos en las secretarías de Educación y Gobernación ante el tamaño del problema que se avecina si los congresos de ambos estados ceden al chantaje de la CNTE.
 
¿Tú también, Marco?
 
Al paso que vamos, parece ser que no habrá exgobernador que pase la prueba de la transparencia.
 
Son varios y sonados los casos de exmandatarios estatales que se hicieron famosos por haber dejado tras de sí deudas multimillonarias y cantidades igualmente estratosféricas sin comprobar.
 
Los casos más sonados siguen siendo los del tabasqueño Andrés Granier y el del chiapaneco Juan Sabines.
 
Ahora agregue a la lista el nombre del exgobernador de Morelos, Marco Antonio Adame, acusado por el gobierno de Graco Ramírez, de no comprobar gastos por 1,700 millones de pesos.
 
El gobierno de Morelos, sin embargo, precisó que los recursos impugnados se derivan de 'observaciones no solventadas' por y durante la administración de Adame, es decir, que el exgobernador aún puede comprobar que no se dilapidó ni se llevó ese dinero, a diferencia de Granier y Sabines, acusados de corrupción por sus sucesores.
 
Pero el asunto de Morelos dará para mucho más.
 
Negociación nocturna
 
Todavía por la noche, la presidenta de la Comisión de Radio y Televisión del Senado de la República, la perredista Alejandra Barrales, negociaba con el resto de las bancadas para que la minuta de reforma de la ley de telecomunicaciones también fuera enviada a su Comisión.
 
La minuta llegó ayer al Senado y será hoy cuando la presidencia de la Mesa Directiva del Senado determine a qué Comisiones será enviada, aunque la semana pasada se adelantó que sería a tres: Puntos Constitucionales (PRI), Comunicaciones (PAN) y Estudios Legislativos Segunda (PRD).
 
Ora falta ver si le hicieron caso a la senadora Barrales.
 
¿Cuál es la prisa?
 
En la Cámara de Diputados PAN y PRD se aliaron, al menos en la declaración, para no votar en el proceso de selección del sustituto de Sergio García Ramírez en el Instituto Federal Electoral (IFE).
 
Los coordinadores parlamentarios de ambos partidos dijeron no entender la prisa del PRI por nombrar a un sustituto del exprocurador cuando existen otros temas más importantes por debatir.
 
Quizá, pero lo que aparentemente ocurre es que ambos partidos descuidaron el proceso y no tienen candidatos fuertes que proponer y respaldar.
 
¿Le haría mucho daño al PRI cederles una cortesía en este trámite, considerando que en octubre habrá que elegir a 3 nuevos consejeros?