Opinión

'Picanha' en un boteco brasileño

     
1
   

      

Garota

Dirección: Tabasco 46,Col. Roma, Delegación Cuauhtémoc

Teléfonos: 6725-7068

Twitter: @garota_roma

Horarios: 
Martes a domingos, de 13:00 a 1:00 horas

Precio: $300-500 por persona

Tiempo: Hora y media

Compañía: Amigos y pareja

Tarjetas: American Express, Master Card, Visa; crédito y débito

He viajado tres veces a Brasil y de los lugares que más disfruté en esas visitas fue el Aconchego Carioca, uno de los mejores botequim de Río de Janeiro -algo como un bar con muy buena comida. Por eso me emocioné al saber que hace mes y medio abrieron un boteco en la Ciudad de México. Se trata de Garota, ubicado en la hermosa Casa Tabasco de la colonia Roma.

Este lugar poco tiene que ver con las espadas, las banderas, el futbol y otros estereotipos brasileños, aunque lo que no puede faltar son las caipirinhas, que le recomiendo pedir mientras echa un vistazo al menú. Pida la clásica con limón, con buen balance entre la acidez, lo dulce y la fortaleza del destilado de caña más famoso de Brasil: la cachaza.

Y cuando esté listo para la comida, el mix de salgadinhos es una buena opción para comenzar. Son tres variedades de bocaditos fritos con distintos rellenos: los redondos son de queso -los menos emocionantes-, los piramidales son de pollo y los que parecen empanaditas, de res.
Si pide la calabresa acebolada quizás se decepcione al verlo llegar a la mesa. La descripción dice “chorizo brasileño” y en realidad parece más una salchicha asada, pero no se deje llevar por esta primera impresión, pues está llena de sabor. En lugar de las clásicas papas a la francesa a las que estamos acostumbrados, aquí usan tiras de yuca frita, de textura más firme y sabor un poco más dulce.

Aunque el atún no es uno de los pescados más característicos de Brasil, en Garota tienen una ensalada Tropicalia que mezcla atún, mango, pepino y esferas de tapioca. Resulta una combinación muy fresca gracias a la acidez del mango, que no está completamente maduro, y en un juego de texturas interesante.

No podíamos dejar de probar la picanha, el corte de carne que enloquece a quien lo prueba. Puede pedir 250, 500 gramos o un kilo, dependiendo de sus acompañantes y el hambre de cada uno. Se sirve sobre una plancha caliente que pone en riesgo el punto de cocción de la carne; sírvala sobre su plato en cuanto llegue a la mesa para mantenerla jugosa y llena de sabor.

Como ve, Garota es una opción para conocer una cara distinta de Brasil, pero sin dejar a un lado sus sabores tradicionales.
Lo que cambiaría. La crema de frijoles negros con tocino es una muy densa crema de frijol pero le falta un poco de sazón y, sobre todo, el tocino. Nunca lo encontré.

Lo que me faltó. Miércoles y domingos preparan feijoada, uno de los platos brasileños más clásicos, que consiste en frijoles y carne de puerco servidos habitualmente con arroz blanco, harina de yuca y naranja. Voy a regresar por una.

Twitter: @ysusi

1
   

     

Garota
1
   

     

Garota