Opinión

Petroleras extranjeras
con seguridad propia para resguardo del crimen, un escenario

1
   

   

Pemex

El Congreso va a tener mañana en el salón de sesiones a integrantes de la Comisión Nacional de Hidrocarburos para que éstos informen sobre el desaire de inversores en exploración y explotación de hidrocarburos de la llamada Ronda Uno. Parte de la respuesta, se puede adelantar aquí, es la desconfianza de las petroleras sobre la vulnerabilidad que enfrenta Pemex y el sector energético ante el crimen organizado.

Las tomas clandestinas de gas crecieron de 2006 a la fecha en dos mil 500 por ciento y el de gasolinas dos mil 600 por ciento. “La situación es inédita: es el único delito (ni el secuestro u homicidios) de todo el catálogo de inseguridad que muestra una tendencia al alza, ninguna a la baja”. La conclusión anterior y basada en solicitudes de información a Pemex, es de Consultoría Etellekt, que provee servicios de análisis de riesgos, comunicación y planeación estratégica a empresas del sector energético e instituciones de seguridad pública. Y la ofrecieron Rubén Salazar, el director general, así como Asael Nuche, director de análisis también de Etellekt, a Martin Kaplan, encargado de seguridad regional de Chevron, una de las participantes en la Ronda Uno que prefirió hacerse a un lado en la primera subasta.

Lo que cuestionan las petroleras es que si el Estado mexicano ni siquiera puede brindar seguridad a su propia paraestatal, qué se esperan las privadas. Ante esa situación lo que las petroleras extranjeras condicionarán a partir de las siguientes rondas es entrar al negocio, pero con sus propios esquemas de seguridad, es decir meter al país un ejército de guardias, principalmente excombatientes de guerra para custodiar su propio petróleo. –Sería en verdad terrible– según los especialistas. Éstos ni siquiera desean imaginar a excombatientes armados contra los cárteles nacionales que han expandido su dominio al robo de combustibles que ahora son usados como precursores para la elaboración de drogas sintéticas, además de la que el propio crimen usa para abastecer de manera ilegal a gasolineras en el país.

Ésto lo reflejan los siguientes datos: crecen las franquicias 20 por ciento y bajan las ventas de Pemex en más de 20 por ciento. “Las pérdidas económicas para Pemex son cuantiosas puesto que durante 2014 ascendieron a 9.8 millones de barriles sustraídos ilícitamente, que representaron una pérdida superior a los 19 mil millones de pesos.

Adicionalmente, durante 2013 la empresa reportó que el costo por la reparación y mantenimiento de la infraestructura afectada alcanzó la cantidad de seis mil 543 millones de pesos, una inversión superior en mil 135 por ciento a la realizada en 2008”, según el estudio inédito de Etellekt. Ante ese escenario se enfrentarán los legisladores Ernesto Cordero, David Penchyna, Manuel Cavazos, Juan Pablo Adame, Dolores Padierna, Roberto Ruiz, Fernando Herrera, Luis Armando Melgar, Enrique Cárdenas y Cristina Ruiz, entre otros. Ha sido el Congreso el que ha congelado una ley para combatir el robo de combustible.

10 SEGUNDOS… A través de una carta la comunidad colombiana pide a su embajador José Gabriel Ortiz dar la cara de manera pública ante el caso del multihomicidio de la Narvarte, que alcanzó a su connacional Nicole.

Twitter:
@alexsanchezmx

También te puede interesar:
Vuelven históricos del PRD a cortar cabezas de 'Los Chuchos'
¿La violencia se traga a la democracia?
El ambicioso contubernio Alfaro-'El Bronco'