Opinión

Petróleo, aliado de Beltranena

 
1
 

 

De Jefes.

Si bien la acelerada caída en el precio del petróleo pone en aprietos las finanzas de México, Volaris debe ser de esas empresas que festejan cada que baja el precio del crudo. ¿Por qué? La turbosina, el combustible con el que se mueven los aviones, es un derivado directo del petróleo, que ve reducido su precio cada que lo hace el llamado “oro negro”. En 2015 la ‘gasolina de los aviones’ bajó más de 30 por ciento, lo que redondeará un año sólido para el grupo que dirige Enrique Beltranena con alzas de más 35 por ciento en ingresos y 100 por ciento en flujos.

Pero la buena noticia para este ejecutivo no acaba ahí, el bajo precio que mantendrá el combustible, el dinamismo que sostendrá el pasaje, y la expansión de su flota (con diez nuevos A320 en este año) permiten augurar un 2016 con crecimientos de doble dígito en ambos rubros. En lo particular, los analistas de Ve por Más estiman alzas de 20 por ciento en ventas y 24 en flujos. Para el cierre del año que comienza ven los títulos de Volaris en 39 pesos, un potencial de subida de casi 30 por ciento, después de que el año pasado dieran un rendimiento de 123 por ciento. Con mucha altura por delante ¿No cree?

EL RESUCITADOR DE EMPRESAS
Esta semana salió a la luz que ICA llegó a un acuerdo con un socio para crear una nueva empresa inmobiliaria. La firma que dirige Alonso Quintana mantuvo en secreto el nombre del socio, pero varias fuentes aseguran que es Némesis Capital, la empresa dirigida por Gustavo Tomé. A este ingeniero se le da bien ‘olfatear’ los negocios en problemas para comprarlos barato y revivirlos. Compró terrenos a la viviendera Sare y, si hace un poco de memoria, tal vez recuerde al emproblemado City Santa Fe, de los hermanos Cababie; bueno, pues ahí también compró dos torres y las terminó de construir. Lo único que no cuadra del todo en este nuevo negocio con ICA es que la empresa de Tomé sólo construye casas de nivel medio residencial, por lo que tal vez sería su incursión a la vivienda de interés social, aunque ya nada sorprende con este empresario que lo mismo opera negocios inmobiliarios que solares, y rescata hasta fábricas de palomitas de maíz.

MÉXICO, LA PIEDRITA EN SU RIEL
CSX Corporation, una de las firmas de transporte ferroviario más importantes de Estados Unidos, ve en México la piedra en su zapato para ganar mercado en el movimiento de automóviles y sus piezas en la región de Norteamérica. Fredrik Eliasson, vicepresidente de ventas de la empresa, dice que buscan captar poco más de 18 por ciento de la carga del sector en la zona durante 2016, y que podría ser más, aunque reconoce que una limitante es no tener operaciones en México, mercado que han elegido las armadoras para instalar plantas en lugar de Estados Unidos y Canadá.

CSX Corporation tiene como principales mercados el este de Estados Unidos y acceso a más de 70 puertos tanto del Atlántico como del Océano Pacífico. Sígale la pista.

También te puede interesar:
Alpek puede hacer ‘química’
Chedraui reta a Mamá Lucha
El avión más grande