Opinión

Peso, ¿el ganador de la quinta ronda?

 
1
 

 

Peso

Vaya reacción del peso en la jornada menos esperada.

En el quinto y último día de la quinta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que concluyó ayer en la Ciudad de México, la moneda mexicana recuperó 15 centavos o 0.81 por ciento ante la divisa estadounidense, que cerró en 18.79 pesos en operaciones al mayoreo.

El peso fue ayer la moneda de mayores ganancias entre los principales cruces del dólar y entre las divisas de economías emergentes.

La cotización del dólar regresó a niveles no vistos desde el pasado 12 de octubre, según reportes del Banco de México.

Desde el viernes pasado el tipo de cambio rompió el piso de 19 pesos por dólar, sobre el que se mantuvo durante 19 jornadas consecutivas.

Alguien planteó a este reportero que si el tipo de cambio es el indicador de cómo le fue a México en la quinta ronda de negociaciones del TLCAN, este round comercial con Estados Unidos fue un éxito total para nuestro país.

Pero no fue así, pues en la quinta ronda de negociaciones –la última del año, por cierto– hubo más desacuerdos que acuerdos por la posición inflexible del equipo negociador estadounidense en algunos temas.

La declaración trilateral sobre la conclusión de la ronda lo dice todo:

“Los jefes negociadores se enfocaron en avanzar lo más posible, con el objetivo de reducir las brechas y encontrar soluciones. Como resultado, se lograron avances en varios capítulos”, pero ninguno se cerró.

Además de que no se cerró ningún capítulo en la quinta ronda, los temas más complicados se dejaron para la sexta, que será en Montreal del 23 al 28 de enero, en dos meses.

Antes habrá una reunión informal, designada como ‘ronda 5.5’, a celebrarse en Washington a mediados de diciembre, cuando volverán a reunirse los equipos negociadores sin la participación de los ministros de Comercio del TLCAN.

“A nivel técnico se está trabajando, obviamente hay temas difíciles que no se van a resolver en esta ronda y que van a quedar para las siguientes reuniones que vamos a tener”, dijo Kenneth Smith, jefe negociador técnico de México.

“En paralelo, estamos tratando de avanzar en temas donde hay menos diferencias, pero que sentimos que son capítulos importantes para la modernización del acuerdo”, agregó.

Si bien en la Ciudad de México se reunieron 30 grupos técnicos, queda la impresión de que en esta ocasión los negociadores sólo profundizaron en los planteamientos que presentó el equipo de Estados Unidos en las dos rondas anteriores.

Uno de los más polémicos es su propuesta sobre reglas de origen para el sector automotor, donde México y Canadá se mantuvieron firmes en no aumentar el contenido regional de vehículos del actual 62.5 a 85 por ciento, ni permitir que 50 por ciento de los componentes de un auto fabricado en Norteamérica provenga de Estados Unidos.

“No vamos a responder con una contrapropuesta nuestra en reglas de origen, consideramos que la industria automotriz de Norteamérica está funcionando con las reglas que existen, por lo que la discusión técnica seguirá… pero en términos de reglas de origen hemos sido muy claros”, expuso Smith.

La pregunta es por qué si la quinta ronda de negociaciones del TLCAN concluyó sin acuerdos, el peso recuperó terreno.

Y la respuesta tiene que ver con un debilitamiento generalizado del dólar en los mercados internacionales.

La buena noticia para el peso es que durante un tiempo podrá olvidarse del TLCAN, cuyas discusiones seguirán siendo complicadas, lo que mantendrá la incertidumbre sobre el proceso de renegociación y el nerviosismo en el mercado.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Tres, en la recta final hacia Banxico
Riesgo de ‘fuga’ de inversiones
¿Quiénes sustituirán a Carstens y Yellen?