Opinión

Perú sí busca
empresarios mexicanos

Confirmado: Perú tiene una estrategia sumamente agresiva para convencer a empresarios mexicanos del sector construcción para invertir en ese país. El embajador de Perú en México Javier Eduardo León Olavarría, está en una actividad intensa al respecto, y se encuentra convocando a los más importantes empresarios del sector a reuniones uno a uno para hablar de las oportunidades ahí.

Hace tres semanas consigné en este espacio que el presidente Ollanta Humala había lanzado una especie de reto contra países latinoamericanos que elevaban impuestos –mientras en Perú los bajan–. Dijo Humala en noviembre: “Necesitamos darle un mensaje a los inversionistas, a las pequeñas y micro empresas, a los emprendedores: queremos que trabajen más y que den más trabajo. Es la forma de resolver el problema de la desaceleración. Mientras que en otros lugares están gravando impuestos, nosotros estamos flexibilizándolos porque creemos y apostamos por el emprendedor…”

Perú es la estrella de América Latina, y Humala no desperdiciará el momento. La semana pasada Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), visitó ese país y calificó su desarrollo económico como “excepcional”. También aseveró que será el epicentro de la economía global en 2015 porque acudirán todos los miembros del Banco Mundial y el FMI a una reunión clave en diez meses. Asimismo, declaró que no cree “que la economía peruana necesite más reformas”, y que confía en que Perú “seguirá creciendo, pese a la desaceleración de la economía mundial y al menor precio de los metales”.

Pero no todo está siendo fácil para Perú. Si bien su PIB creció con fuerza en 2013, a una tasa de 5.8 por ciento, este año la producción se ha desacelerado. El Banco de Crédito pronostica que el crecimiento podría llegar máximo a 2.8 por ciento este año. Aún con ello, Perú es una estrella. La palanca que usa para no desacelerarse por completo es la política fiscal, con una agresiva reducción de impuestos sobre la renta y a los combustibles. Moody’s estimó recientemente que 2015 será de mayor dinamismo para Perú y que “el gasto en infraestructura permanecerá fuerte”. De ahí los encuentros que activamente busca el embajador con empresarios de alto calibre en el sector de la construcción de México.

Conociendo lo anterior, resulta imprescindible que en estos días se defina el acuerdo final al que llegará el Consejo Coordinador Empresarial de Gerardo Gutiérrez Candiani con el gobierno federal para reactivar la economía mexicana. No vaya ser que, en serio, los principales constructores del país se cansen de la falta de incentivos aquí y den manotazo para reorientar sus inversiones hacia otras naciones.

Twitter: @SOYCarlosMota