Opinión

Periodo de sesiones: poco relevante para la economía

 
1
 

 

Instalaciones del ISSSTE. (Edgar López/Archivo)

Esta semana inició el primer periodo de sesiones del Congreso correspondiente a 2016. De acuerdo con lo que se dio a conocer de las reuniones que sostuvieron las bancadas de los principales partidos, las discusiones y eventuales aprobaciones de nuevas leyes o de reformas se orientarán a aspectos relacionados con el “Estado de derecho” y, en menor medida, con temas económicos. Mal asunto, ya que los pendientes se siguen acumulando, después de un periodo de sesiones (el de septiembre a diciembre del año pasado y que fue el primero de esta Legislatura) particularmente improductivo, aunque la publicidad del Congreso intente transmitir otra cosa. En dicho periodo se presentaron 937 iniciativas, de las cuales 880 quedaron en el estatus de “pendientes” (94%), 14 se desecharon o retiraron, y solo se aprobaron 43 (4.6% de total). De estas últimas, 23 se relacionaron con el paquete económico para 2016, cuya aprobación era evidente. Con ello, pareciera que los legisladores quedaron agotados de “tanta” reglamentación en esa materia y, en el caso de los senadores, después de la aprobación de las reformas estructurales.

Además de la iniciativa para crear las denominadas zonas económicas especiales en el sur-sureste del país, que habrá que ver cómo se integran y si verdaderamente fungen como un detonador del desarrollo económico en esa región, a la Secretaría de Hacienda le interesa la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, la que es fundamental para introducir cierto orden en la contratación y reestructuración de pasivos de esas demarcaciones.

Resultan preocupantes los niveles y tendencias del endeudamiento del Distrito Federal –el cambio de nombre y de estatus poco servirá para mejorar sus finanzas—, Nuevo León, Chihuahua, Veracruz, EdoMex y Coahuila, que registran los montos más elevados en términos absolutos; Chihuahua, Quintana Roo, Coahuila, Chiapas y Nayarit con las mayores deudas como proporción del valor de la producción y de los ingresos que generan; y Coahuila, Quintana Roo, Chihuahua, Nuevo León y el DF con los endeudamientos per cápita más elevados. Es evidente en qué entidades están los problemas de deuda. Una situación similar ocurre con el endeudamiento de diversos municipios, como Tijuana, Guadalajara, Monterrey, León, Hermosillo y Benito Juárez (Cancún).

Otra legislación pendiente en materia económica, pero no menos importante, es la relativa a la seguridad social universal y al seguro de desempleo, que se acordó desde el Pacto por México, y que significaría una redefinición de los esquemas de pensiones y de ahorro para el retiro, pero que seguramente no son del agrado de la SHCP por el impacto presupuestal y los requerimientos de financiamiento que conllevarían. En ese tema, está en el tintero de los legisladores la reforma para la transformación del PensionISSSTE. En materia de salarios, se requiere emitir la legislación secundaria para la desvinculación de los mínimos.

También están pendientes de discusión y aprobación en el Congreso las modificaciones a las leyes de caminos, puertos, aeropuertos y ferrocarriles que le otorgarían mayor control (todavía más que el actual) a Hacienda sobre los proyectos de inversión en infraestructura y los cambios en la ley de obra pública, que han sido cuestionados por muchos especialistas que los consideran un retroceso en materia de transparencia y por la mayor discrecionalidad en las asignaciones de obras para los funcionarios públicos. Casi en el olvido están dos leyes fundamentales: la de la transformación y autonomía del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y la General de Aguas. A ver para cuándo!

Pareciera que los legisladores sólo tienen capacidad o voluntad para procesar un tema a la vez; en este periodo seguramente será el mando único policial y, si bien nos va, algunas de las leyes del sistema nacional anticorrupción. Los aspectos económicos esperarán para mejor ocasión.

Twitter:@ruizfunes

También te puede interesar:

(Des) Empleo en el Golfo

En la compras de medicamentos no sólo se requiere ahorrar

Recuperación de la industria, cuesta arriba