Opinión

Perfiles ciudadanos, lo de hoy

   
1
   

    

presidencia

Muy complicado es el panorama que tienen todos los partidos políticos que se alistan para enfrentar sueños, que tienen que ver con la silla presidencial, que estará en juego el año próximo.

El sistema de partidos llega muy agotado a esta contienda. Poca credibilidad en sus propuestas y mucha desconfianza son prácticamente las cartas credenciales de los políticos que representan a sus partidos, y no es gratuita esta situación, puesto que la mayoría de las veces lo único que les ha interesado a estas siglas y sus abanderados son los votos, por lo que las demandas ciudadanas una y otra vez han quedado en el olvido.

Es esa situación la que hoy hace que el ciudadano cuestione la funcionalidad de los partidos, y también hace que los entes políticos modifiquen sus estrategias para la cita electoral que se avecina, la fórmula que de uno y otro lado surge es empoderar al ciudadano y a partir de ahí buscar modificar el modelo de gobierno.

El hartazgo no es de ahora, las escasas votaciones que los partidos políticos han obtenido en los últimos procesos electorales son el primer reflejo del rechazo a las siglas partidistas, y si acaso se han dado resultados con copiosas votaciones, es porque sus candidatos han tenido un perfil ciudadano, ahí está el ejemplo de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, que en 2012 llegó al cargo con el respaldo de aproximadamente un 60 por ciento de los votos emitidos, bajo la bandera del PRD, pero sin ser militante de ningún partido político.

¿Perfil ciudadano?, acaso es por eso que rumbo a la elección presidencial empiezan a despuntar y destacar nombres de trayectorias políticas que no necesariamente están identificadas con la dirigencia u organización del partido político al que pertenecen, y en cambio tienen buen cartel de aceptación entre la ciudadanía. ¿Será el camino a seguir en tiempos de definiciones?

Con perfil ciudadano, ya están en la palestra pública los apellidos Zavala, Narro y Mancera, y no suenan nada mal para la contienda política en ciernes.

Margarita Zavala, reconocida militante y cuadro distinguido del PAN, ya recorre el país y lo hace sin los colores de su partido, por lo que al final es posible que decida inscribirse en la boleta electoral con más apoyos ciudadanos que los militantes de su propio partido.

José Narro Robles, poco conocido como priista, pero con una amplia trayectoria en el mundo de la academia. Actualmente es el secretario de Salud del gobierno federal, sin dejar de mencionar su exitoso paso durante dos periodos continuos al frente de la rectoría de la UNAM, en los que, por cierto –entre muchos otros reconocimientos–, la máxima casa de estudios fue distinguida con el premio Príncipe de Asturias, por la calidad y la variedad de su oferta académica. Es priista el doctor Narro, en su caso con su trabajo ha dado brillo a su partido y no al revés, y por eso con su nombre y trayectoria su partido ya hace valoraciones para la carrera presidencial.

De Miguel Ángel Mancera lo único que nos resta decir es que quiere ser candidato, no es perredista, pero los del sol azteca lo apoyan y ciudadanos sin partido también. Pronto veremos hasta dónde llegan esos perfiles y si estos responden al interés y retos del país.

También te puede interesar:
Gobernabilidad con gobierno de coalición
PRI y PAN, anclados al pasado
Tres, en la recta final, por el PRI