Opinión

Perfil internacional: Frost, un entrevistador temido

10 febrero 2014 4:14 Última actualización 02 septiembre 2013 5:2

El popular periodista y presentador británico de televisión David Frost, famoso por sus incisivas entrevistas políticas como las realizadas en 1977 al ex presidente estadounidense, Richard Nixon, murió la noche del sábado a los 74 años víctima de un ataque al corazón mientras viajaba a bordo del crucero “Queen Elizabeth”, donde tenía previsto pronunciar un discurso, informó ayer su familia.
 
 
Frost, quien había destacado en su país como humorista, sorprendió a la audiencia estadounidense y de todo el planeta con sus encuentros televisados con Nixon, en agosto de 1977, tres años después de que el caso Watergate sacó al político de la Casa Blanca.
 
 
Durante cuatro noches seguidas y acorralado por las preguntas del británico en torno al escándalo de corrupción más grande en la historia de Estados Unidos, Nixon acabó disculpándose ante los espectadores.
 
 
La serie de entrevistas con el ex mandatario estadounidense, el único que hasta hoy ha renunciado a la presidencia de Estados Unidos, se convirtió en el espacio político más visto en la historia de la televisión: más de 45 millones de espectadores asistieron al cara a cara.
 
 
Un Nixon relajado se dejó llevar en el tramo final de la entrevista por la conversación y entonó ante el periodista un mea culpa que el político había evitado hasta entonces.
 
 
A partir de ahí, David Frost entrevistó a todos los presidentes estadounidenses que sucedieron a Nixon hasta George W. Bush.
 
 
De hecho, entrevistó a casi todos los líderes mundiales, entre ellos los ex primeros ministros británicos Margaret Thatcher y Tony Blair, el líder palestino Yasser Arafat, el sudafricano Nelson Mandela, el estadounidense William Clinton y el presidente de Rusia, Vladimir Putin.
 
 
A la Dama de Hierro (Thatcher) consiguió ponerla furiosa al preguntar por el hundimiento del buque argentino Belgrano en la Guerra de las Malvinas en 1982.
 
 
Nacido el 7 de abril de 1939 en Tenderden, en Kent (sureste de Inglaterra), Frost desarrolló la mayor parte de su carrera en la cadena de televisión pública BBC, aunque también tuvo programas en la británica ITV y al final en El Yazira.
 
 
El primer ministro británico, David Cameron, lamentó la muerte y a través de su cuenta de Twitter dijo rápidamente: “Mis sentidas condolencias para la familia de David Frost. Podía ser —y con toda certeza era conmigo— tanto un amigo como un entrevistador temido”.