Opinión

Pence, Indiana & NAFTA

 
1
 

 

Una mujer sostiene un cartel durante una protesta contra el presidente electo de Donald Trump en el Golden Gate Park en San Francisco. (Reuters)

La cantidad de protestas ciudadanas en Estados Unidos contra Donald Trump son serias. Más allá de que el presidente electo las descalifique, parecería que las marchas, los #hes_not_my_president en Instagram y Twitter, o las decenas de miles de postits en pasillos del Metro, no cesarán. Las duras experiencias del voto popular mayoritario en 2000 (Gore vs. Bush Jr.) y en 2016 a favor de los demócratas tendrían que cimbrar el sistema electoral estadounidense en su diseño institucional.

Mientras eso ocurre (si es que ocurre), Trump y Pence gobernarán al menos cuatro años. En el mundo entero hay distintos grados de incertidumbre con respecto a su agenda comercial, con la excepción de que el TPP está muerto. En México el tema es fundamental. El gobierno de Trump y Pence tendrá que navegar entre su postura política de campaña (“NAFTA es el peor tratado comercial de nuestra historia”) y el peso de la realidad cotidiana, de la vida de millones de trabajadores y consumidores, y de la integración de nuestras economías.

Revisemos brevemente un ejemplo: Indiana, el estado que Pence gobernó. En 2015 el valor de sus importaciones fue de 43 mil millones de dólares; y los cinco países de los cuáles importó más fueron China, Canadá, Irlanda, México y Japón.

Ese año el valor de sus exportaciones fue de casi 34 mil millones de dólares, y sus principales mercados son Canadá, México, Japón, Francia y Alemania. Con México, el valor total del comercio es de más de 10 mil millones de dólares al año. Las industrias que dominan el comercio de Indiana son farmacéuticos, telecomunicaciones, automotor y aeroespacial. Es decir, cuatro sectores también claves en la economía de México y con un potencial de crecimiento muy importante. En otras palabras, el buen desempeño y un futuro promisorio en Indiana está muy ligado a su simbiosis con el comercio exterior, en el cuál México tiene un lugar particularmente relevante. ¿Pesará esto en la agenda de gobierno Trump-Pence?

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Hagámoslo Bien
Pemex 2021
La ‘ropa sucia’ de la Procu