Opinión

Peña reportará 'explosión' turística en marcha

 
1
 

 

Peña, PRI y Verde priorizan en agenda ley anticorrupción

Probablemente no haya otro rubro de la actividad gubernamental donde se puedan reportar mejores cifras el próximo 1 de septiembre —cuando el presidente Enrique Peña rinda su Cuarto Informe de Gobierno—, que en el sector turístico.

Los datos que se pueden conocer en estos días y lo que el presidente podrá informar realmente destacan en el contexto económico. Veamos.

Quizá el dato que cualquier persona interesada en el tema debiera conocer es que en un lapso de seis meses (durante el período enero–junio de este año) llegaron a México 17 millones de turistas internacionales. Esto significa que cada mes están arribando en promedio alrededor de dos millones 833 mil personas de otros países.

Estas cifras reflejan un crecimiento de 8.5 por ciento por encima del número de turistas que arribaron al país el año pasado.

Otro dato importante es la captación de divisas —dólares—, pues en ese mismo lapso se acreditó la entrada de 10 mil 63 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 17.8 por ciento más que el año pasado. Recuérdese que entre los años 2014 y 2015 ya se había registrado el desplazamiento de la paridad cambiaria entre el dólar y las monedas emergentes como el peso, por lo que las cifras que se están conociendo para 2016 ya reflejan un peso mexicano en situación estable frente a 2015. ¿Qué significa esto? Que no se puede atribuir la mayor captación de dólares por el fenómeno devaluatorio, sino acaso sólo influido por él, y más bien por otros atributos del destino que es México ante los ojos del turista extranjero. El superávit turístico se fortaleció este año. En el primer semestre llegó a cinco mil 382 millones de dólares.

El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, cuenta en este momento con mucho material para alardear. No lo hará porque no es su estilo, pero seguramente podrá nutrir el Informe con elementos que le permitirán al presidente tener más confianza del ritmo positivo de la economía. De hecho, el gasto promedio de los turistas que llegan por avión ya tiene indicios de estar subiendo: en junio fue de 951 dólares, por encima de lo que era el promedio del año pasado (917 dólares). De confirmarse estos indicios podremos ver cifras récord en los meses de verano, julio y agosto, con el consecuente impacto en el agregado.

Las políticas públicas para favorecer la llegada de más turistas están funcionando. Eso debe reconocerse, sobre todo por el entorno global complicado. La ocupación hotelera está en máximos históricos y la llegada de turistas por avión a nuestro país está creciendo a un ritmo cercano al 11 por ciento. Estas tendencias deberían implicar que más empresas se vuelquen a perfeccionar sus procesos en el sector. La oportunidad está ahí.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El condón le quedó pequeño
Sí a las cárceles privadas
Viejitos y 'jodidos'

>