Opinión

Pelea callejera por el dinero del “Partido Humanista”

Ni siquiera han pasado la prueba del proceso electoral, y la dirigencia colectiva del mal llamado “Partido Humanista’’ ya se disputa el control y los millonarios recursos que recibe del Instituto Nacional Electoral.

El 12 de diciembre pasado, dos de los tres miembros de la dirección colectiva, Ignacio Irys Salomón y Ricardo Espinoza López, convocaron a una sesión ordinaria a la Junta de Gobierno con el único fin de destituir a Javier López Macías, reconocido ante el INE como coordinador ejecutivo del partido, equivalente a presidente en otras organizaciones.

Irys y Espinoza violando los estatutos del partido: “comunicaron” al INE el 15 de diciembre pasado la supuesta destitución de López Macías y la “elección’’ del propio Irys Salomón como nuevo coordinador Ejecutivo.

Sin embargo, el 23 de diciembre pasado Patricio Ballados Villagómez, director ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, respondió a Espinoza, quien es representante del Partido Humanista ante el Instituto, que no se había demostrado que López Macías hubiera tenido el derecho de audiencia que corresponde a todo señalado.

En pocas palabras, Ballados hacía constar que la asamblea había sido una simulación y que, en términos prácticos, para el Instituto López Macías sigue siendo el coordinador ejecutivo del partido, es decir, el que firma los cheques y lleva la voz cantante.

El problema no termina ahí.

La disputa por el control del partido y de los millonarios recursos que recibirá este año electoral, tiene aristas que pueden terminar ante un Ministerio Público federal.

En 2006, Irys Salomón participó ya en la fundación de otro partido, el Social Demócrata y Campesino, que dirigió en su momento Patricia Mercado.

Fue expulsado de esa organización por supuestos malos manejos de los recursos que se habían entregado para las campañas de entonces.

Espinoza López es un líder sindical, resultado de una escisión de la CROC, a la muerte de su líder Alberto Juárez Blancas; ostenta los contratos colectivos de trabajo de FEMSA, bajo las siglas de una organización denominada “Confederación Auténtica de Trabajadores”.

Al parecer, para Irys y Espinoza lo de “humanistas” fue una mala broma.

* * * *
Las multas impuestas por el Ifetel a Dish y a Telmex el fin de semana pasado, comprueban que entre ambas empresas efectivamente había una concentración que no se notificó a la autoridad.

Es decir, que Dish formaba parte de la poderosa empresa de Carlos Slim.

En el expediente E-IFT/UC/DGIPM/PMR/0003/2013, de mil 200 fojas, quedó constancia de que en los contratos firmados por ambas empresas estaba establecida la opción de compra de Dish, como una forma de darle vuelta a la prohibición que tiene Telmex para participar en la televisión abierta.

Ni hablar.

* * * *
El PRD ha armado una revolución porque el INE decidió retirar del aire un spot impugnado por Televisa y su conductor estrella, Joaquín López Dóriga, a quien en días pasados Jesús Zambrano definió como “el anticristo”.

La dirigencia perredista alega censura, pero el conductor tiene todo el derecho de impugnar que se utilice su imagen sin su autorización; imagínese si fuera el caso de usted, en cualquier spot partidista.

El escándalo le viene bien al PRD, sobre todo ahora que estamos en pleno proceso electoral, en donde, para mala suerte del partido e infortunio del país, algunos de los funcionarios electos bajo su bandera están acusados de actos de corrupción.

Y eso no es culpa del conductor de Televisa.

Twitter: @adriantrejo