Opinión

Pega de locura

 
1
 

 

CNTE. (ilustración)

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio Gil farfulló: este es el principio del comienzo. Después de que los hombres de las infaustas gobernaciones mexicanas le entregaran la reforma educativa a la CNTE, los maestros exigen la derogación total y definitiva de esa reforma. ¡Que se voltee Chuayffet de burro! Oigan esto: la Coordinadora rechazó “la suspensión indefinida del proceso de evaluación”. En guardia: la CNTE se prepara para un paro (ya: no estamos para el chiste y el albur) nacional de labores, la realización de acciones contra los comicios y el desquiciamiento de la ciudad de México. En un ataque de cólera indomable, Gilga escaló al mullido sillón y una vez en la cúspide dijo, como si fuera un Churchill de petatiux: el que cede a un chantaje cede a todos los chantajes. Y luego gritó desesperado: ¡pega de locuraaa!

Todos los comentaristas de la prensa escribieron con los pelos de punta acerca de la inenarrable suspensión del corazón (regresemos a la cacofonía: on-on) de la reforma educativa. Los menos alarmados compararon la clausura de la evaluación con un suicidio. Héctor Aguilar Camín escribió en su periódico Milenio un artículo titulado “SEP, un tiro en la sien”; Jesús Silva Herzog escribió en su periódico Reforma: “El optimismo del suicida”. En el amplísimo estudio se oyó un lamento: ¡ay, mis hiiijos! Gil ha pensado que entrados en gastos y gustos, debe reconsiderarse con grandeza de miras la reforma energética: que se derogue todo lo derogable, nomás faltaba.

Más fuego
La Sección 22 ha vandalizado varias oficinas del Instituto Nacional Electoral en Oaxaca y quemado 13 mil boletas. Las imágenes son aterradoras, Gil no exagera: fuego en las oficinas del INE, saqueo, destrucción, quema de papelería, ausencia de autoridad y gobierno, con la pena pero eso es lo que se ve y lo que se ve ni se pregunta.

Gil no recuerda una ofensa de ese tamaño a un mandato constitucional, porque hasta donde Gamés sabe, el INE cumple con la Constitución al realizar las elecciones. Las caras de los miembros de la Coordinadora ante el ataque son reveladoras: se ríen, celebran triunfalmente. Sí: se trata de grupos de choque de corte fascista. A ellos se les ha entregado la reforma educativa. En Puebla atacaron una oficina del INE con bombas caseras. Cumplidores, los maestros de la CNTE.

Mientras tanto, en la ciudad de México la decisión del gobierno de Peña de suspender la evaluación ardía con las boletas electorales de Oaxaca. 35 miembros entraron a las oficinas de la Secretaría de Osorio Chong, dialogaron 15 minutos y las abandonaron con una frase célebre de Rubén Núñez: “la lucha continúa”.

Gamés busca reforzar su plantón, o como se diga. Todos tenemos un plantón, ¿no es cierto? Dicen los que saben que Peña Nieto espera los resultados electorales, que podrían ser muy favorables para él y su partido, y luego recomponer el desorden del tablero. Primero ganar la casa y luego ordenar los interiores. Mju. ¿Cómo ven a Gilga escribiendo como comentarista de fuste y fusta? Gamés se siente cómodo y de profundis.

Hay una buena noticia: la campaña electoral ha terminado. ¿Cómo la sintieron? No empiecen, el grave momento no admite befas (gran palabra) Todos a sus casas y sus cosas, vengan los últimos golpes bajos y todos a esperar en los cuartos de guerra.

El error
A Gil no le entra en la cabeza. El gobierno de las reformas demuele uno de sus pilares. El presidente del Consejo Mexicano de Negocios, Claudio X. González, ha dicho que “esta acción pone en tela de juicio todo el paquete de reformas desafortunadamente y es muy importante que no haya duda absolutamente ninguna duda de que vamos para adelante con las reformas que el país necesita”. Pequeño problema, quienes han dudado de las reformas han sido los miembros del equipo reformador del presidente Peña. Gran golpe bajo, y alto, a las reformas.

Por su parte el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE por sus siglas en español) determinó que la suspensión es ilegal. En fon: un potrero.

La jornada olía a papel quemado, a violencia, a intolerancia. Entonces Gabino Cué, gobernador de Oaxaca, tuvo un momento de inspiración y pidió a sus vándalos, sus maestros, que recordaran el apotegma de Benito Juárez: “el respeto al derecho ajeno es la paz”.

El alma de Gil se le fue a gran velocidad a los pies. ¿Estos son nuestros políticos? Mecachis. Mejor les hubiera dicho a sus vándalos: ¿ustedes creen que estoy en un lecho de rosas? O bien este apotegma inolvidable, gran arma negociadora: “Bora respeta rival”.

La máxima de Tolstoi espetó dentro del ático de las frases célebres: “hay quien cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
¿Están ustedes pintados?
El viejo Sabato
A manos llenas