Opinión

Pausa del crédito al consumo


 
El crédito bancario al sector privado sigue desacelerándose en todos los mercados.
 
Particularmente, se ha moderado la demanda de recursos crediticios en el sector de consumo, cuya expansión inició en la parte final de 2010.
 
En 2012 el crédito de la banca al consumo representó 3.8% del PIB, por lo que todavía no recupera su nivel previo a la crisis financiera, de 4% del PIB en 2007.
 
Aun así, en los últimos años el financiamiento al consumo ha sido impulsado principalmente por el crecimiento de los créditos personales y de nómina.
 
De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), al cierre de febrero de 2013 el crédito vigente de la banca comercial destinado al consumo aumentó 13.8% real anual.
 
Se trata de su menor dinamismo desde junio de 2011, cuando creció 13% a tasa anual y en términos reales.
 
La cartera vigente en tarjetas de crédito se incrementó en febrero 12.2% real anual; en bienes de consumo duradero sólo avanzó 0.1%, y en el rubro de "otros", en el que están los préstamos personales y de nómina, se elevó 19.5%, su menor expansión en poco más de 2 años.
 
Potenciales riesgos
 
En su más reciente Informe anual sobre el estado que guarda la estabilidad del sistema financiero en México, el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) advierte que la tasa de crecimiento del crédito de nómina y personal permanece en niveles elevados.
 
Lo anterior "genera algunos cuestionamientos en relación con los potenciales riesgos asociados al nivel de endeudamiento que un segmento de clientes del sistema bancario ha alcanzado".
 
En concreto, dados los elevados niveles de originación que se han registrado, el CESF prevé que esta cartera pueda presentar señales de deterioro.
 
Otro factor preocupante es que los créditos nuevos se han originado con plazos cada vez mayores -entre 4 y 5 años-, lo cual históricamente ha estado asociado a mayores niveles de riesgo.
 
Además, se ha observado que la mayor parte de los créditos están originados con montos mayores a 25,000 pesos.
 
Tarjetas, medio de pago
 
Las tarjetas de crédito son para todo tipo de clientes, ya sea "totaleros" o "no totaleros".
 
Los primeros son los que a fin de mes cubren su saldo completo, por lo que no pagan intereses, a diferencia de los segundos, que sí los pagan.
 
El Banxico reportó que de octubre de 2011 al mismo mes de 2012 el monto de crédito utilizado por los clientes "totaleros" aumentó de 17.3 a 18.9%.
 
A su vez, el número de clientes "totaleros" pasó de 39.5 a 41.7%, con 6.5 millones de tarjetas.
 
Lo anterior quiere decir que una fracción creciente de los tarjetahabientes utiliza la tarjeta de crédito como medio de pago y no como vehículo de financiamiento.
 
Vigentes, 15.5 millones
 
Por el contrario, el monto de crédito utilizado por los clientes "no totaleros" bajó de 82.7 a 81.1%.
 
En tanto, el número de clientes "no totaleros" pasó de 60.5 a 58.3%, con 9 millones de tarjetas.
 
Durante ese periodo anual el número de tarjetas de crédito se incrementó 9.9%, con el otorgamiento de 1.4 millones de plásticos por parte de la banca.
 
Cifras del Banxico establecen que en el país existen 25.4 millones de tarjetas de crédito bancarias emitidas, de las cuales sólo se ocupan 15.5 millones, por lo que casi 10 millones no se utilizan.
 
Las tarjetas utilizadas están al corriente en sus pagos, lo que no sólo disminuye o incluso elimina la deuda sino que contribuye a que el tarjetahabiente tenga un registro positivo en su historial crediticio.
 
Promociones sin intereses
 
En octubre de 2012, 25.5% del saldo de crédito no causó intereses debido a que se otorgó a través de promociones a tasa cero o a clientes "totaleros"; 21.1% se concedió a tasas de interés preferenciales, y el restante 53.4% se otorgó a tasas de interés sin promociones.
 
Durante el periodo anual referido la proporción de crédito otorgado mediante promociones sin intereses pasó de 14.3 a 16% del saldo.
 
Es posible que esa proporción haya aumentado en el último bimestre del año anterior debido a eventos como El Buen Fin, que se realizó en noviembre, y las compras navideñas.
 
Los clientes "totaleros" son los que más hacen compras con pagos diferidos sin intereses, pues en octubre de 2012 usaron 58.7% del saldo dispuesto en ese tipo de promociones.
 
En México las condiciones están dadas para que en este año la cartera de crédito en tarjetas mantenga su crecimiento, pero debe imperar la prudencia de las instituciones bancarias y los tarjetahabientes.
 
Las tarjetas de crédito deben usarse como medio de pago o, preferentemente, para cubrir urgencias o eventos inesperados.
 
vpiz@elfinanciero.com.mx
Twitter: @VictorPiz