Opinión

Paradigmas urbanos

 
 
 

 

Las perspectivas de las Fibras en 2015

Parte esencial de ser sustentable en esta industria está ligado irremediablemente con una correcta planeación urbana. Eso lo saben expertos, autoridades e inversionistas, al igual que los ciudadanos que experimentan los beneficios o consecuencias de una mala planeación.

La ciudad está atravesando por una transformación. Por una parte, vemos levantarse miles de metros cuadrados resultado de la última oleada de inversión y plan urbano. Por el otro, se diseñan pinceladas de lo que será la ciudad en los próximos 30 o 50 años.

Reforma y Polanco son testimonio de la reciente transformación que para muchos ha sido pieza fundamental en la utilización de servicios de los que está dotada la región centro del Distrito Federal. No así es Santa Fe y Nuevo Polanco, también denominado las “Nuevas Granadas”, donde el espacio público está buscando ganar territorio al uso de automóvil, al tiempo que se crean o reciclan zonas que en su origen tuvieron otro destino inmobiliario.

Sea cual fuere el caso, es ineludible que el Distrito Federal se transforma y pronto veremos cambios relevantes a simple vista. El desarrollo vertical es apenas una de las condiciones que marcarán la evolución, la de una ciudad que como apenas hemos dicho, ha visto incrementar 30 veces su mancha urbana de 1980 a la fecha.

Bajo todos estos planteamientos estamos ciertos de que la autoridad tiene un papel de actor indispensable en la creación de nuevas normas que faciliten la transición donde además exista consenso de los habitantes de las regiones a intervenir.

Es por ello que como nunca, estamos viendo innovación en los planteamientos de gestión, ingeniería y arquitectura que dejen de lado la exclusión o confinación de regiones que cuentan con los servicios urbanos y gran requerimiento de la población que las habita y atraviesa cada día por la actividad productiva. Por ejemplo, existen colonias en la zona centro donde habitan 23 mil personas, pero pasan por ella 1.5 millones al día.

En tanto no exista un planteamiento integral, el sector inmobiliario tendrá irremediablemente un tránsito de gestión doloroso, como en el pasado para buscar cómo subirse a la nueva ola del desarrollo.

Pese a ello, la batalla no se perdió. La ciudad puede ver cambios en el skyline, producto de los trazos de arquitectos mexicanos de tradición como Teodoro González de León, Benjamín Romano, José Serrano y Enrique Norten, a los que se suman los de nombres globales como Norman Foster o Cesar Pelli.

Sus trazos están siendo parte de la integración de ciudades, polígonos y reciclajes de los cuales daremos cuenta en próximas entregas.

Sin embargo el reto es cómo crear condiciones para que autoridades, inversionistas, desarrolladores y la población misma encuentren los lineamientos del futuro cercano de la metrópoli.

ICSC por gerencia y operación
Tema relevante en el valor de los inmuebles comerciales es la operación y mantenimiento. Con este propósito, el International Council of Shopping Centers (ICSC) en su región Latinoamérica y el Caribe reunirá el próximo 25 de junio en el JW Marriot de la ciudad de México a líderes para abordar el impacto en la operación diaria de un gigante comercial.

Esta acción es parte de la integración de un comité de planeación con líderes y expertos para apoyar el diseño de este programa. En la reunión participan Miguel Ángel Zárate, director de Operaciones Inmobiliarias de Liverpool, Hipólito Ramírez, director de Proyectos de Fibra Uno y Edgar Rodríguez, director de Operaciones de Grupo Frisa.

Twitter: @claudiaolguinmx

También te puede interesar:
El otro rostro de la sustentabilidad
¿Sustentable y rentable?
¿GICSA a bolsa?