Opinión

Para tener éxito,
comience en pequeño

 


Envíale tu pregunta a Richard Branson


Pregunta: Soy de Pakistán, donde el financiamiento de capital de riesgo no está fácilmente disponible. ¿Cómo pueden los emprendedores aquí asegurarse el flujo de efectivo en los primeros días de una empresa incipiente y pagar los salarios a los empleados? ¿Cuáles son los tres principales ladrillos necesarios para que los emprendedores transformen una empresa incipiente en una organización sostenible?


— Ibraheem Ahmad

Respuesta: Después de ver a tantas empresas incipientes de tecnología convertirse tan rápidamente en adquisiciones multimillonarias en los últimos años, algunos nuevos emprendedores piensan erróneamente que empezar un negocio es una explosiva carrera de velocidad que termina rápidamente. En realidad, es una carrera de resistencia de la que sólo pocos sobreviven; según Bloomberg, ocho de cada 10 compañías fracasan en los primeros 18 meses después de su apertura.

No hay una regla firme y rápida que distinga a las dos entre 10 que sobreviven de las que fracasan. Los retos que las desafían surgen en cualquier momento, sin importar lo que uno haga. Sin embargo, una de las mejores formas de proteger su compañía es tomar decisiones teniendo en cuenta el largo plazo. He aquí algunos consejos en tres áreas en que sus decisiones marcarán una diferencia en los años por venir.


1. ELIJA CUIDADOSAMENTE A SUS CLIENTES
Cuando esté lanzando su empresa incipiente, en ocasiones podría ser tentador recibir pedidos o hacer tratos que no se pueda permitir cumplir con la esperanza de conseguir clientes. Esto es casi siempre un error. Si su negocio crece con demasiada rapidez, probablemente terminará produciendo un producto o servicio inferior y desanimando a esos clientes, y si no tiene suerte, todo el proyecto fracasará.

Quizá sea difícil tomarse un tiempo en esos primeros días agitados del lanzamiento de su negocio, pero antes de que firme cualquier acuerdo, debe considerar la propuesta cuidadosamente, manteniendo en mente el panorama mayor. En ocasiones podría necesitar dejar pasar un pedido. Podría perder un poco de actividad, pero es mejor enfocarse en forjar un crecimiento constante que en tener triunfos rápidos; así es como hemos estado construyendo el Virgin Group durante más de 40 años.
El asesino número uno de las empresas incipientes son los problemas de flujo de efectivo, así que cuando revise cualquier nuevo convenio, asegúrese de pensar en cómo deberían funcionar los pagos. Un problema común que enfrentan las firmas más pequeñas son los pagos tardíos de parte de las grandes corporaciones, así que asegúrese de estipular claramente las condiciones de pago antes de firmar cualquier acuerdo. No tema pedir parte del pago por adelantado, si eso es lo que la salud de su negocio requiere.

Cuando empiece a entregar su producto o llevar a cabo su servicio, envíe sus facturas rápidamente según lo acordado y dé un seguimiento cercano a los pagos. Si se topa con problemas, sea honesto con sus propios proveedores sobre las dificultades; quizá estén dispuestos a esperar hasta que le paguen para poder conservarlo como cliente.


2. ELIJA SENSATAMENTE A SUS EMPLEADOS
En vez de contratar personal al que no pueda permitirse pagar, empiece en pequeño; yo comencé uno de mis primeros negocios, la revista Student, desde una caseta telefónica con una idea y 300 libras esterlinas. Hacer todo el trabajo usted mismo podría ser difícil, pero también le ayudará a explorar las fortalezas y debilidades de su idea más rápidamente.

Cuando tenga fondos para incorporar empleados, asegúrese de que comprenden y los convence el propósito de su negocio. Esto los motivará para hacer el esfuerzo extra para convertirlo en un éxito. (He escrito más sobre cómo realizar contrataciones en otras columnas; para más información, por favor eche un vistazo.)


3. ENCUENTRE UN MENTOR
Cuando lanzamos Virgin Atlantic, mi mentor fue el gran Freddie Laker, el fundador de Laker Airways. British Airways sacó del negocio a su empresa mucho antes de que nos conociéramos, y sus consejos fueron invaluables al ayudarme a establecer una aerolínea exitosa, para desaliento de British Airways.

Fue el mejor tipo de mentor: un emprendedor cuyo negocio había estado en el mismo sector, así que podía advertirme cuando estaba a punto de cometer un error. Y como me recordó, si uno comete un error, no todo está perdido; es la manera en que uno aprende de esas experiencias lo que importa.

Si está teniendo problemas para encontrar un mentor, sitios web como Eventbrite pueden ser útiles. Es probable que conozca a potenciales mentores en encuentros de emprendedores y otras reuniones; a menudo es sorprendente cuán dispuestos pueden estar los emprendedores a ayudar a otros. Ya sea que tenga su sede en Pakistán o Peckham, Portland o Perú, todos somos parte de la misma comunidad.

Ibraheem, ¡buena suerte con su empresa incipiente! Cualquiera que sea la industria en que decida entrar, no pase por alto la posibilidad de acercarse a sus potenciales clientes por Internet, ya que Pakistán tiene muchos clientes móviles. Ahora ¡adelante!