Opinión

Para ganar en 2018

    
1
   

   

Smartphone, celular (Shutterstock)

Si usted quiere ganar una elección hoy en día, no dedique demasiado tiempo a los medios masivos, ni a discutir los grandes problemas nacionales. Dedique tiempo a identificar las islas virtuales en las que viven sus electores, a entender sus intereses y a ofrecerles lo que quieren. Puede incluso inventar eventos que le permitan hacerse popular en esas islas, ampliando sus miedos o favoreciendo sus pasiones. Si, en cambio, quiere usted gobernar, no se aleje demasiado de los medios masivos, y trate de tener soluciones a los problemas de la nación.

Donald Trump ganó la elección estadounidense inventando información que diseminó a través de las redes sociales, en las que ya había identificado las islas, provocando un miedo mayor a migrantes, al comercio exterior y al terrorismo. Pero lo hizo rompiendo con buena parte de los medios y sin tener respuestas a los verdaderos problemas de Estados Unidos. No ha podido gobernar.

Bernie Sanders y Jeremy Corbin han identificado también a sus islas, y les prometen lo que ellas quieren. No han tenido necesidad de gobernar, por eso siguen siendo populares. Macron supo fingir que venía de fuera, lo suficiente para ganar, como acaba de hacerlo Kurz en Austria. El primero se jugará su futuro en mano a mano con los sindicatos, el segundo, con los racistas.

Aunque ya es muy evidente la gran transformación en la dinámica electoral en todo el mundo occidental, no entendemos todavía en qué dirección se mueve la dinámica de gobierno. Los dos primeros grandes eventos, Brexit y Trump, se han convertido en un pantano. Los eventos de este año son aún más difíciles de evaluar en el gobierno.

En América Latina, sin embargo, no es tan claro que la transformación sea hegemónica. En el último año y medio, las elecciones parecen responder más al rechazo al experimento bolivariano (como apenas en Argentina), aunque se percibe ya la dinámica de islas que hemos comentado. México, a caballo entre Occidente y América Latina, será un indicador interesante.

De acuerdo con el más reciente estudio sobre los hábitos de los usuarios de internet en México, de la Asociación de Internet, más de 70 millones de mexicanos utilizan la red, y de ellos 96 por ciento están en Facebook y 95 por ciento en WhatsApp. Con más de 90 por ciento aparecen también YouTube, Twitter e Instagram. No se puede calcular con exactitud, pero se puede estimar que más de dos terceras partes de los menores de 34 años están en alguna de esas redes. Ese porcentaje cae a la mitad entre 35 y 54 años, y a 20 por ciento entre mayores de 55. Este grupo de mayor edad, por cierto, es votante del PRI y de Morena, principalmente. Visto de otra forma, al menos la mitad de los electores participa en redes sociales, y obtienen más información a través de ellas que a partir de sitios de noticias, o de los medios masivos.

Si lo que hemos platicado a lo largo de la semana es correcto, entonces será a través de estas redes que se definirá la elección de 2018. No con base en los grandes problemas nacionales, sino apelando a los intereses y pasiones de las islas. Y eso ocurrirá con la intervención de los piratas ya mencionados. Entre ellos, los rusos, como en todas partes, pero seguramente no sólo ellos.

Ya no vivimos en un mundo masivo, aunque vea usted tantas personas a su alrededor. Ahora, cada uno de ellos tiene poder de decisión, no sólo para comprar lo que le venden, sino para obligar a los vendedores a ofrecer lo que él o ella quiere.

Es una profunda revolución, y como todas, se llevará a quien no la entienda, y luego devorará a sus hijos.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter:
@macariomx

También te puede interesar:

Entender al mercado
El éxodo
Debates o redes

Sign up for free