Opinión

Panistas, puros como ‘Puri’

Ya que tan de moda se ha puesto el tema de los conflictos de intereses de los legisladores y políticos que ven el asunto de las telecomunicaciones, ¿qué le parecen estos dos casos?

El 10 de abril pasado, Radiodifusión Independiente de México AC, asociación de 300 pequeñas radiodifusoras, envió al senador Raúl Cervantes una comunicación en la que solicita que el senador Javier Corral se excuse de participar en los debates sobre telecomunicaciones y radiodifusión por ser parte interesada, en virtud del litigio mercantil que sostiene con la filial de Televisa, Televisora de Occidente.

¿No será que este litigio, aún vigente, que está radicado en el Juzgado Cuarto de lo Civil en Chihuahua, determina por interés personal las posiciones del senador?

El otro caso, el de Juan Molinar Horcasitas. El exlegislador y exsecretario, recordado por el tema de los niños muertos en la “Guardería ABC”, es hoy abogado de la preponderancia por servicio en el PAN.

Molinar es muy cercano a Mony de Swaan, expresidente de Cofetel y quien fuera coordinador de asesores del propio Molinar. Pero a su vez, De Swaan fue denunciado por Telefónica por usar información privilegiada para negociar el fondeo de Virgin Mobile en México, así como por su cercanía con Peter Bauer, representante legal de MVS.

Así que estos dos personajes que van a participar en el debate del grupo parlamentario del PAN sobre la legislación en telecomunicaciones, ¡parecen estar tan puros como Purificación!

Medicinales


Autoridades federales informaron que al doctor José Manuel Mireles
-exfundador de las autodefensas- y a sus guardaespaldas les decomisaron armas, mariguana y cocaína.

Hombre, pero qué mal pensados: ¿no será que todas esas sustancias las iba a usar el doctor para propósitos medicinales? Y las armas, pues sólo para preservar la integridad personal.