Opinión

Palomita a Telefónica


 
 
Nunca he sido usuario de Telefónica Movistar (en México), pero sé que está haciendo un buen trabajo, sobre todo en los últimos meses. Sus usuarios reportan que su red LTE es una maravilla, con velocidades para bajar datos como las de países desarrollados. Hay una buena noticia: esta empresa española ha dejado atrás la costumbre de quejarse por la asimetría competitiva y regulatoria que según ella había en México, y ha entrado en una etapa de lucha feroz por ganar la fidelidad de los clientes.
 
 
Qué bueno.
 
Una nota positiva para Movistar es la puesta en marcha de su 'Campus Party', que actualmente se lleva a cabo en la Ciudad de México y que convocó a ocho mil individuos. El énfasis de esta edición está en el emprendedurismo y la innovación.
 
 
Parece, pues, que finalmente la firma de Juan Abellán está dispuesta a gastar fuertes sumas de dinero en su mercadotecnia en México, a fin de competir seriamente contra Telcel, y antes de que Iusacell pueda entrar en una curva de captura masiva de clientes.
 
 
Pero estas estrategias no son gratuitas. En su más reciente reporte financiero la corporación española explica cómo impacta este gasto a sus finanzas. Tuvo que explicar lo que a ningún empresario le gusta decir: que bajaron sus ingresos y crecieron sus gastos.
 
En cuanto a sus ingresos afirmó: “Los ingresos de servicio móvil decrecen 4.8% en el semestre como resultado del entorno altamente competitivo con reducción generalizada de precios en el mercado…”
 
 
Y en cuanto a sus gastos, reconoció: “Los gastos por operaciones crecen en el semestre 4.8 por ciento interanual debido principalmente a mayores gastos comerciales por captación y fidelización y atención al cliente, consecuencia del mayor volumen de altas en el trimestre y a los esfuerzos en mejorar la satisfacción del cliente.
 
 
”Movistar está dando una dura batalla. Eso ya es claro. Su Campus Party lo mismo premia emprendedores tecnológicos —como lo hizo ayer con varias empresas (Kubo, Mobiliz, Modebo…)—, que convoca a astronautas que incitan a los jóvenes mexicanos a la innovación. ¿Qué le falta? Que sus 20.5 millones de clientes corran la voz de las maravillas de contar con su servicio. Si es que son ciertas, como parece ser el caso.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota