Opinión

Palomita a Carlos Ramírez; tache a las Afores


 
No es secreto que mucha gente sigue preocupada por la disminución de su dinero en las afores. Muchos trabajadores se preguntan a qué se debe la “pérdida” que vieron reflejada en su estado de cuenta durante los últimos meses. La respuesta del Sistema de Ahorro para el Retiro ha sido errática: por un lado la autoridad y por otro las Afores en lo individual. Veamos.
 
 
Una de las más deficientes políticas de comunicación al respecto la está mostrando la Afore XXI Banorte. Esta Afore es la más grande del país y no es consecuente con su responsabilidad de comunicar ampliamente a los trabajadores cuáles son los atributos del momento económico que hemos vivido y que influyen en la percepción de los trabajadores al leer sus estados de cuenta. Lo único que hizo bien esta Afore es administrar una cuenta de Twitter, en la que aplaca a los trabajadores angustiados explicándoles el tema de las minusvalías, para que no las confundan con pérdidas.
 
 
La Afore XXI Banorte tiene un gran tache. Una institución de esta envergadura no puede asumir que todos los trabajadores con dudas tendrán una cuenta en Twitter y que gustan de leer explicaciones sobre las variaciones de su patrimonio en 140 caracteres. De hecho sólo tiene 3 mil 111 seguidores. Peor aún: en el inicio de su web oficial, esta Afore no dedica ni un pixel a explicar esta problemática. Alguien debería tomar el control de la comunicación en esta empresa; quizá el chico que administra la cuenta de Twitter.
 
 
Otra Afore que está en el hoyo en esta materia es Banamex, que tampoco explica nada respecto de la complejidad del ciclo económico a sus trabajadores en su web institucional.
 
 
Pero quien se está desviviendo para explicar que los trabajadores no perdieron dinero sino que sólo experimentaron una circunstancia de mercado es la Consar, que encabeza Carlos Ramírez. Conocedor como pocos de la relevancia de comunicar adecuadamente, Ramírez ha puesto un par de notas sumamente claras en su web, haciéndole la chamba a las empresas que regula.
 
 
Es una pena que aspiremos a ser país desarrollado con Afores que no invierten los recursos mínimos para explicar a todo detalle la vinculación de los ciclos económicos a los productos que ofrecen. Una pena.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota