Opinión

País de sueños

 
1
 

 

CNTE plantón DF. (Edgar López)

Primer sueño. En el país en el cual vive el gobernador Gabino Cué, las elecciones en Oaxaca no están en riesgo. Mientras los maestros, o como se llamen, de la CNTE anunciaron un boicot a las elecciones en las más de 13 mil escuelas que tienen a su cargo, Cué regalaba lavadoras y electrodomésticos. Qué forma más seria y no por eso menos dura de negociar (no empiecen con lo duro). Tú afirmas que vas a impedir las elecciones y yo te regalo electrodomésticos. De paso, para reafirmar la fiabilidad del gobierno de Oaxaca, el gobernador le explicó a la sociedad mexicana que nada pone en riesgo las elecciones del 7 de junio.

Caracho, pues Cué va a tener que regalar más de 20 mil lavadoras y no menos aspiradoras Electrolux, que por cierto se descomponen a las primeras de cambio. Oigan a Gabino Cué replicado en su periódico Milenio: “Ha habido expresiones, declaraciones, pero no vemos ningún escenario que pueda poner en riesgo las elecciones”. El país en el cual vive el gobernador Cué ha dicho que la educación “no está secuestrada. Los maestros están dando clases y eso no significa que detengan sus actividades (…) Oaxaca es un ejemplo a nivel nacional de estudiantes exitosos y también de nivel”.

Gilga dio una machincuepa doble en el mullido sillón y si no murió como el Perrito Aguayo fue por un milagro: ¿Oaxaca es un ejemplo de buena educación en México? ¡Canastos! En el país de Cué, “estamos trabajando en una iniciativa en materia educativa que no contraviene la Constitución. La reforma educativa se está aplicando en Oaxaca”. Los oaxaqueños esperan que Gabino Cué despierte de un momento a otro.

Amago y determinación

Segundo sueño. Mientras Cué va y viene por el país de sus sueños, la CNTE mandó a su vocero Mohamed Otaki a decir que el boicot a las elecciones no es amago sino determinación: “Que no lo duden ni el INE ni el gobierno federal porque el boicot no es un amago, es una determinación de nuestra asamblea plenaria que se tendrá que acatar y llevar a cabo”. Este señor Otaki está deschavetado y no descartó, según los corresponsales de Milenio en Oaxaca, que la CNTE impida la realización de mítines políticos y promueva la quema de propaganda, el bloqueo de carreteras y la toma de las juntas distritales. Bien, señor Otaki, también pueden ustedes secuestrar y pedir rescate; torturar si fuera necesario a los reaccionarios y, en fon, fusilar adversarios (arios-arios). Otaki explicó que será una agitación social sin violencia, pero “se puede generar la violencia a partir de la fuerza militar que utilicen los gobiernos del estado y federal, pero estamos preparados”. Esto pasa cuando los gobernadores son omisos e ineptos, y cuando los representantes del gobierno federal chiflan en la loma. Gil no quiere ponerse sentencioso, pero el asunto se va a poner color de hormiga, no digan luego que no sabían: Otaki lo sabe. Aigoeeei.

Espotiza

Tercer sueño. Gamés lo leyó en su periódico EL FINANCIERO. En este año los partidos políticos podrán transmitir 24.2 millones de espots de 30 segundos gratis para difundir su propaganda electoral. Según una investigación de Integralia sólo en el DF y el Estado de México el tiempo disponible que los partidos tendrán en 116 emisoras equivale a 15 mil 814 millones de pesos, recursos que servirían para campañas de salud, educación o seguridad. Gran cosa, felicidades, pero caracho, nadie nos librará de la espotiza. 24.2 millones de veces viendo y oyendo a los candidatos (ah, qué placer el gerundio).

En esa exposición salvaje hay peculiaridades. Liópez, por ejemplo, promoverá su imagen durante ocho mil 791 horas. Gil lo leyó en su periódico La Razón en una nota de Felipe Rodea y Ricardo Flores: “El tabasqueño, imagen única de Morena en propaganda de radio y televisión; replicarán sus anuncios dos mil 500 emisoras en el país”. Aquí nadie se anuncia más que el líder de líderes y punto com. El resto de los candidatos que se rasquen con sus uñas y con sus redes sociales y sus celulares. Rubén Cortés hizo esta suma: escucharemos a Liópez un millón 55 mil veces en radio y TV gracias a los espots que el INE autorizó a Morena, el mismo INE al que Liópez considera “alcahuete del régimen de corrupción e injusticias que tanto daño ha hecho a México”. ¿Cómo la ven? Sin albur. Liópez se las trae, su estrategia se llama cinismo y su táctica autoritarismo químicamente puro.

La máxima de Nietzsche espetó dentro del ático de las frases célebres: “La demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Arrastrar la cobija
Cumbres borrascosas
Poemas tristes