Opinión

Pagar con tarjeta aumenta el PIB

 
1
 

 

visa tarjeta de crédito (Bloomberg/Archivo)

Qué cifra más poderosa desveló la empresa de sistemas de pagos electrónicos Visa. Un estudio comisionado por ella y realizado por Moody’s Analytics reveló que la mayor tasa de adopción en el uso de tarjetas entre los años 2011 y 2015 contribuyó a un consumo mundial adicional equivalente a 296 mil millones de dólares.

Esto representa un incremento acumulado de 0.1 por ciento en el PIB global durante ese periodo. En términos simples y llanos: usar tarjeta para pagar contribuye al aumento del Producto Interno Bruto.

El reporte tiene datos para nuestro país en el mismo sentido que para los 70 países que se evaluaron, según me lo dijo Eduardo Coello, el director general de Visa para América Latina, al afirmar que la contribución del uso de tarjetas en nuestro país, durante dicho periodo, fue de 0.16 por ciento del PIB. El reporte revela también otro dato esperanzador: en México hubo más de 77 mil empleos generados debido al uso de medios electrónicos de pago durante esos cinco años.

En países como México, hay mucha gente que se resiste a usar métodos de pago diferentes al efectivo. Pero los beneficios son evidentes. La facilidad con la que se realizan transacciones es cada vez más notoria. Basta ver a los taxistas en Estados Unidos. Ellos pertenecían a alguno de los últimos reductos gremiales que se resistían masivamente a adoptar la tarjeta como medio de cobro. Pero en este último lustro ha quedado claro que también pueden facilitarle la vida al cliente aceptando tarjeta. Hoy prácticamente todo taxista en ese país las acepta.

Pregunté a Coello qué tan riesgoso es hacer transacciones en línea, o utilizando plataformas móviles. Señaló que, para que la gente no tenga temor de las nuevas tecnologías, Visa se embarcó en el diseño de plataformas que hacen que el número de la tarjeta cambie para cada transacción. De tal suerte, la información que se transmite vía las redes de datos únicamente tiene valor para la transacción a la que ha sido designada. Esto es una maravilla, porque los ladrones cibernéticos pierden el incentivo a obtener datos de tarjetas debido a que la combinación de números se va individualizando para cada transacción.

Empresas como Visa tienen el reto de aumentar el uso de sus plataformas de pago en la amplia proporción de individuos que funcionan aún en la economía informal. Pero para eso tiene ya soluciones notorias, como la que se instrumentó en Uruguay, donde el gobierno anunció devolución de impuestos a quien pagara con tarjeta.

La clave fue que en cada voucher aparecía el monto devuelto. ¿Qué ocurrió? La gente pagó con tarjeta. Miles se formalizaron.

Imaginemos: Tasa de IVA a alimentos y medicinas en cero por ciento a quien pague con tarjeta. Quizá…

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
¿Dónde &%*#π¡ está Rafael Pacchiano?
'Prueba de fuego' de Juan Antonio Hernández en Acapulco
No se requiere cambio constitucional: Carstens