Opinión

Oye, Francisco, ¿yo soy católico?

 
1
 

 

Papa Francisco

Hola Francisco. Bienvenido a este país. Te cuento: nací en el seno de una familia que podría calificar como “católica”. La educación básica me la proporcionaron los Hermanos Maristas, quienes cada semana me recordaban las obras de Marcelino Champagnat; y mensualmente me llevaban a misa. Participé en casi todo lo que se espera de millones de niños en México: sacramentos, misas, vallas para vitorear a tu antecesor polaco durante sus visitas aquí…

La fe se esfumó por ahí de los 18 años; pero al parecer no era una situación aislada. Mis compañeros universitarios parecían tener las mismas dudas sobre la validez de muchos preceptos religiosos y, quizá los más, ni siquiera tenían filiación con algún grupo, ni se veían seducidos por doctrina alguna. Algunos parecían más identificados con las creaciones de Krzysztof Kieślowski que con preceptos que les hablaran de la existencia de Dios.

Durante los últimos años, cuando me preguntan qué religión tengo, siempre respondo con duda. Muchas veces digo tímidamente que católico, pero la verdad creo que no es tan cierto, porque no practico esa religión. Además, me he involucrado en muchas otras formas de contacto con el Espíritu que tienen que ver con otras tradiciones, principalmente el chamanismo del Valle Sagrado del Perú, lo que he sentido más auténtico.

Me inquieta saber cómo la Iglesia católica me clasifica a mí y a millones de mexicanos que crecimos en el catolicismo pero que no participamos consuetudinariamente de sus ritos. Yo conozco a decenas, acaso cientos, de mexicanos que sólo acuden a misa en las bodas y bautismos a los que les invitan. Suele importarles más el ágape que el sacramento mismo. La pregunta es relevante por la parafernalia que rodea tu visita, Francisco, y porque esta mañana, antes de tu llegada, ya sabemos cosas un tanto irrelevantes como que viajarás en autobuses de Transportes Chihuahua o volarás en aviones de Aeroméxico, mientras se difunde poco el mensaje que propagarás desde la fe católica.

Insisto en que la pregunta es relevante porque México es un país de medias tintas. Los mexicanos hemos sido muy permisivos al aceptar cuando alguien nos responde que es “católico” pero confiesa que no practica tal religión, no confiesa, no acude a misa y no da el diezmo.

Muchos mexicanos dan por buena esa respuesta. No obstante, hay naciones donde esa indefinición sería inaceptable.

Hasta hace unas horas se sabía que faltaban incluso voluntarios para hacerte vallas en tus recorridos aquí. ¿Eso implica que en México no sabemos en realidad cuántos católicos hay? ¿Cuántos fieles piensa la Iglesia católica que existen en este país? ¿Los medianamente católicos sí lo son, o los vamos eliminando del padrón?

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El Imco y mi oposición al 3de3
Por qué no firmaré la iniciativa 3de3
Catástrofe turística en puerta ante el letargo de Sectur y CNET

>