Opinión

Osorio: Prevención y readaptación social

Ahora que el gobierno federal está dándole prioridad a la prevención, en el más amplio sentido de la palabra, no estaría mal que volteara los ojos a lo que está ocurriendo en los penales federales, cuyos directores acusan falta de recursos humanos y materiales.

En entregas anteriores comentamos que la falta de pago a proveedores de los centros de readaptación social federales se ha convertido en una bomba de tiempo que, sin embargo, no se entiende cuando los recursos están dentro de lo presupuestado para este año.

Pero algo pasa en la oficina de José Luis Musi Nahimas, comisionado de Prevención y Readaptación Social de la Comisión Nacional de Seguridad, en donde los recursos se atoran.

Para poner un ejemplo de la problemática, le contamos que el pasado 14 de marzo, por la mañana, Musi inauguraba el Centro Federal número 14 ubicado en Gómez Palacio, Durango, la instalación penitenciaria más moderna de todo el país, pero por la noche certificaba la fuga de 2 reos del Centro Federal número 9 ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua.

En 2013, Prevención y Readaptación Social subejerció más de 5 mil millones de pesos de su presupuesto.

Habría que preguntarse si lo que dejaron de invertir y gastar influyó en la fuga en Ciudad Juárez.

Lo anterior, ya que en la declaración del exdirector general del centro federal 9 (ahora recluido en el mismo Centro que él dirigía) ante el Juez Quinto de Distrito manifestó que en todo momento hizo del conocimiento de sus superiores, las carencias del Centro: falta de personal, cámaras de seguridad escasas e inservibles, infraestructura deficiente por la no continuidad de las obras en proceso, etcétera.

Después de la fuga, el 24 de marzo, Musi Nahimas firmó el oficio 13502 dirigido al titular de la Policía Federal solicitándole, de manera urgente, elementos para el apoyo de los Centros Federales. Pero ya era tarde.

Por eso no estaría mal que el propio secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, se asomara por la dirección respectiva.

****

Seguramente Marcelo Ebrard le habrá dicho a Elías Miguel Moreno Brizuela “no me defiendas compadre’’, pues luego de que su excolaborador criticara al gobierno de Miguel Mancera por “haber reaccionado tarde’’ luego del temblor del jueves, al que le ha llovido es al propio Ebrard. Con esos amigos tan faltos de tacto político, Ebrard no necesita enemigos…