Opinión

Oposición quiere una cabeza: Robles o Duarte


 
La atención de todos estará puesta hoy en la Secretaría de Gobernación, en la reunión que sostendrá el secretario Miguel Osorio Chong y los presidentes del PRI, César Camacho; del PAN, Gustavo Madero, y del PRD, Jesús Zambrano.
 
Osorio ya se había reunido, el sábado anterior, con los mismos personajes, a quienes prometió que se investigaría el caso de la utilización de los programas sociales con fines electorales descubierto en Veracruz.
 
Aparentemente la promesa había dejado satisfechos a los presidentes del PAN y del PRD, pero no a sus militantes, quienes el domingo y lunes cuestionaron severamente a Madero y Zambrano, que no tuvieron más remedio que marcar su distancia con el gobierno y el PRI.
 
La presión que tienen los dirigentes panista y perredista al interior de su partido, no se resolverá simplemente con otra promesa de Osorio; quieren que haya una respuesta contundente del gobierno federal para sancionar esas prácticas -hechas en su momento por el PAN a nivel nacional y por el PRD en el DF-, a fin de que se inhiba su comisión en otros estados.
 
Dicho en castellano, ambos partidos quieren: o la cabeza de Rosario Robles o la del errático gobernador Javier Duarte, quien ayer trató de lanzar una ofensiva en contra de los Yunes, los 'descubridores' de la red electoral.
 
Incluso, en los corrillos políticos corre una apuesta sobre quién dejará primero el cargo: si la secretaria de Desarrollo Social, respaldada por el presidente Enrique Peña, o el gobernador de Veracruz, a quien curiosamente nadie de su partido ha salido a defender, como sí lo hicieron ayer con Robles.
 
La pregunta es si Osorio, que hasta ahora ha dado muestras de una eficaz labor de negociación, estaría dispuesto a ofrecer la cabeza de alguno de los 2 para calmar las rebeliones internas que padecen sus socios en el Pacto por México.
 
Y si fuera así, ¿el gobierno de Peña pasaría por débil o por sensible y demócrata?
 
No está sencillo el dilema.
 
Lo único cierto es que al gobierno federal le importa -y mucho- que el Pacto no se rompa por lo más delgado.
 
Asume Peña propuesta perredista
 
Que la decisión del presidente Enrique Peña de suspender sus apariciones públicas en actos del Pacto por México fue una sugerencia que hizo el PRD, para dar tiempo a la conciliación.
 
Al menos eso dijo Jesús Zambrano, quien por cierto reconoció 'la sensibilidad del Ejecutivo' para atender la sugerencia.
 
Peña estuvo en Puebla, en donde reiteró su convicción de que el diálogo permitirá superar las diferencias que ponen en riesgo al Pacto por México.
 
Ya se verá.
 
Mineras darán 5% a municipios
 
La Comisión de Hacienda de los diputados aprobó el lunes una modificación a la ley minera, mediante la cual las empresas tendrán que entregar a los municipios en los que se encuentran instaladas el 5% de sus utilidades.
 
Esto para apoyar el desarrollo de esas comunidades, las más de las veces ajenas totalmente a los beneficios que obtienen las empresas mineras.
 
El asunto poco ha trascendido pero no deja de ser importante, considerando el impulso que el gobierno federal le quiere dar a este sector, poco apoyado los últimos años.
 
Canadá
 
Un hombre ligado a la actividad financiera, ampliamente reconocido por su capacidad, Francisco Suárez Dávila, será el embajador de México ante Canadá.
 
La posición fue ofrecida primeramente al exgobernador de Hidalgo, Manuel Ángel Núñez Soto, quien la declinó por cuestiones puramente familiares: tiene hijos pequeños a los que no quiere cambiar súbitamente de vida.